La policía egipcia, en huelga para denunciar su instrumentalización por el poder
Los disturbios de ayer en El Cairo se saldaron con 3 muertes - afp

La policía egipcia, en huelga para denunciar su instrumentalización por el poder

Acusados de un uso excesivo de la fuerza por parte de oposición y manifestantes, los policías se sienten odiados por sus conciudadanos

Actualizado:

La policía egipcia ha iniciado un movimiento de protesta sin precedentes: ha decidido no obedecer órdenes ya que cree que está «siendo manipulado» por los poderes fácticos.

Acusados de un uso excesivo de la fuerza por parte de la oposición y los manifestantes, los policías se sienten odiados por sus conciudadanos, mientras que la producción sólo tienes que seguir las instrucciones.

«Vamos a suspender nuestro trabajo por tiempo indefinido, porque nos negamos a asumir responsabilidad por los errores del gobierno» dijo a la AFP Hassan Mostafa, un coronel de la policía en Port Said.

«Toda la sociedad está en nuestra contra y los manifestantes (muertos en enfrentamientos) son considerados mártires, explica. «Nosotros ni siquiera tenemos el derecho de defendernos», añade.

En el periódico «al-Chorouk», el general Abdel Tawab Hefni, del cuartel general de la policía en Alejandría explicó algo parecido: «La policía asume todo el coste de los conflictos políticos, y corre también el riesgo de ser acusado en los tribunales si los manifestantes mueren en los enfrentamientos.

El movimiento de descontento dentro de la policía comenzó hace varias semanas por hechos aislados pero desde el jueves cientos de policías están en huelga en El Cairo y Alejandría, así como en las provincias del sur del país, Delta Nilo, el Canal de Suez y la península del Sinaí.

Para tratar de aliviar las tensiones, el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim despidió al comandante de la policía que inició el motín y nombró a un nuevo jefe.

Pero a pesar de este anuncio, la policía dice que está decidida a continuar su movimiento. «Vamos a continuar nuestra huelga hasta que el Gobierno acepte nuestras demandas. Queremos que la policía se mantenga alejada de la política, que se dejen de dar cargos de alto nivel en nuestro cuerpo a la Hermandad Musulmana y que se despida al ministro del Interior», explicó el coronel Mohamed Fawzi de la policía de El Cairo, el periódico «al-Chorouk».

Recientemente el motín se extendió a de las Fuerzas de Seguridad a las las fuerzas antidisturbios.