El socialismo del siglo XXI se queda sin su patriarca
Rafael Correa, acompañado por su Gabinete, anuncia tres días de luto oficial por la muerte de Huego Chávez - reuters

El socialismo del siglo XXI se queda sin su patriarca

Rafael Correa podría ser un sustituto perfecto como referente en la región

Actualizado:

Las apuestas sobre quién sucederá a Hugo Chávez al frente de la revolución bolivariana en Iberoamérica han vuelto al primer plano. Evo Morales, Rafael Correa, Cristina Fernández y Daniel Ortega han perdido a un referente y a su inspirador moral. Ahora las dudas están en si también perderán a uno de sus mayores impulsos económicos. Cuba también entra dentro del grupo.

La dependencia energética de La Habana con Caracas y lo que pase ahora en Venezuela podrían dejar a los Castro fuera de escena. Por su parte, Morales se ha quedado sin su principal consejero y prestamista. Chávez luchaba contra las telenovelas, Morales también. Los acuerdos entre ambos países también han sido notorios desde la llegada de Morales al poder: solo en 2011 se firmaron doce. Cristina Fernández, más de lo mismo.

No le tiembla la voz

Desde hace meses, los analistas y la prensa en todo el mundo apuntan al presidente de Ecuador, Rafael Correa, como el sustituto perfecto. Recién reelegido con una mayoría arrolladora el pasado 17 de febrero, a este economista de 49 años no le tiembla la voz para defender la soberanía ecuatoriana frente a las multinacionales o para impulsar la revisión del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, un hecho que no deja dormir en Washington.

Y, además, los datos económicos le acompañan: el crecimiento del país está en una media del 5% interanual. Ecuador es el país que más pobreza reduce en la región en los últimos años y Correa goza de la mayor popularidad entre todos los presidentes del Hemisferio Occidental.

Sin embargo, aunque Correa pueda apuntar a las maneras de Chávez, Ecuador no es Venezuela. El país que dirigía Chávez, según datos de 2011, cuenta con 297.000 millones de barriles de petróleo en reservas, las mayores del mundo. Ecuador, en cambio, apenas llega a una reserva de 2.000 millones de barriles, según datos de 2012. La revolución bolivariana se extendió con este as en la manga que Chávez nunca desperdició.

Ecuador no tiene el as en la manga de las mayores reservas de petróleo del mundo

Correa dijo, acertadamente, que la sucesión es una incógnita: «Nosotros estaremos, y hablo en nombre de Hugo, Cristina, Raúl y Fidel Castro, donde seamos más útiles para nuestras patrias chicas y nuestra patria grande». De momento, parece que en la grande, no está muy claro.