El presidente electo de Chipre quiere un acuerdo con la  «troika»
El líder conservador Nikos Anastasiadis ha ganado hoy las elecciones presidenciales en - afp

El presidente electo de Chipre quiere un acuerdo con la «troika»

Nikos Anastasiadis, apeló hoy a la formación de un Gobierno de unidad nacional

Actualizado:

El líder conservador y elegido nuevo presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, apeló hoy a la formación de un Gobierno de unidad nacional y aseguró ante sus seguidores que una de sus prioridades es firmar un acuerdo con la «troika» cuanto antes.

«Invito a todas las fuerzas políticas y a los ciudadanos a abrir, a través de un Gobierno de unidad nacional, un nuevo y prometedor camino, caracterizado por la unidad y la cohesión, y ante todo con fe en un futuro mejor para nuestro país», aseguró el futuro jefe de Estado y de Gobierno chipriota en el polideportivo Eleftheria de Nicosia.

Anastasiadis, que en la segunda vuelta electoral de hoy obtuvo el 57,48 %, prometió a los socios europeos completar cuanto antes el memorándum sobre el rescate, aunque avisó de que este deberá «salvaguardar a los grupos vulnerables, la cohesión social y las relaciones laborales».

Anastasiadis afirmó que su Gobierno llevará a cabo un ambicioso programa de reformas estructurales tanto en el Estado como en la economía.

«Mientras nos enfrentamos a un gran desafío, queremos a Europa de nuestro lado. Por nuestra parte, estamos comprometidos a ser absolutamente consistentes y honrar todas nuestras obligaciones. Chipre pertenece a Europa. Restauraremos nuestra credibilidad en el escenario europeo e internacional», añadió.

Respecto a su política internacional, Anastasiadis dijo que buscará la «cooperación constructiva con todos los estados», aunque uno de sus primeros actos será pedir la entrada en el programa Asociación para la Paz de la OTAN, en el que participan estados no miembros de la Alianza Atlántica.

Por otro lado, la «cooperación con Grecia a todos los niveles, volverá a ser una vez de total prioridad política».

En cuanto al llamado 'problema de Chipre', una isla dividida desde la ocupación en 1974 de la parte norte por fuerzas turcas, mostró su «sincera intención de buscar una solución».

«Lo más importante es una solución justa del asunto chipriota, que sea aceptada por grecochipriotas y turcochipriotas y que restablezca la Justicia», afirmó en una comparecencia previa en la sede del partido aliado DIKO.