Al menos un muerto y 53 heridos durante las protestas en Egipto
Un soldado egipcio trata de frenar a un manifestante - reuters

Al menos un muerto y 53 heridos durante las protestas en Egipto

en el 'Viernes de la Liberación'

abc.es/efe
Actualizado:

Al menos una persona ha fallecido hoy y 53 han resultado heridas durante las protestas en Egipto, según ha informado el portavoz del Ministerio de Sanidad Ahmad Omar, tal y como recoge la agencia de noticias estatal Mena.

Omar ha precisado que el fallecido es un joven, de 23 años, que pereció por los disparos de un arma de fuego en la frente y en el pecho durante los disturbios en las inmediaciones del Palacio Presidencial, en el barrio cairota de Heliópolis.

Los heridos se han registrado durante las protestas en las provincias de El Cairo, Kafr Sheij, Alejandría, Ismailiya y Garbiya, aunque los medios de comunicación egipcios solo han informado de disturbios en la capital.

Anteriormente, una fuente de los servicios de seguridad había apuntado a Efe que al menos 48 personas habían resultado heridas en los choques entre manifestantes y policías en los alrededores del Palacio Presidencial.

Los enfrentamientos comenzaron sobre las 18.00 hora local (16.00 hora GMT) entre los participantes en las protestas que lanzaron cócteles molotov y piedras, y las autoridades que respondieron con cañones de agua y gases lacrimógenos.

Miles de personas en distintas provincias de Egipto han salido hoy a las calles para protestar en contra del presidente egipcio, Mohamed Mursi, y los Hermanos Musulmanes, en una serie de marchas organizadas por unos dieciséis partidos políticos y movimientos revolucionarios, en un jornada de protestas que la disidencia ha englobado bajo la denominación de «Viernes de la Liberación».

Las movilizaciones se han intensificado desde el pasado 25 de enero, especialmente en las ciudades de Port Said, Ismailia y Suez, donde se han registrado violentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad coincidiendo con el segundo aniversario de la revolución que derrocó a Hosni Mubarak.

Mursi, «enemigo de Dios»

Mursi decretó el estado de emergencia en esas tres ciudades e impuso un toque de queda para tratar de contener la violencia. Más de medio centenar de personas han perdido la vida en todo el país durante los últimos nueve días.

En El Cairo, varias marchas han partido desde distintas zonas rumbo a la plaza Tahrir y el Palacio Presidencial, donde se han producido los primeros choques del día. La Policía ha utilizado gas lacrimógeno para dispersas a las personas concentradas y varios carros blindados han avanzado hacia los manifestantes.

El periódico estatal «Al Ahram» también ha informado de concentraciones en Alejandría, Port Said, Suez, Al Arish y Mahalla el Kubra, entre otras ciudades. El Ministerio del Interior había destacado, antes de los choques de El Cairo, la ausencia de violencia durante la mayoría de las concentraciones.

En un comunicado, un portavoz ha citado como único incidente el lanzamiento de piedras contra policías en la capital, aunque «las fuerzas de seguridad lo están haciendo lo mejor que pueden para garantizar la seguridad de los manifestantes».

Uno de los principales líderes del opositor Frente de Salvación Nacional, Mohamed ElBaradei, ha instado a la población a reclamar sus derechos por el «mismo método» utilizado en su momento contra Mubarak, con quien se recurrió a una «revolución pacífica».

«Nuestra fuerza se basa en nuestra unidad, número y pacifismo», ha escrito en Twitter.

En Port Said, escenario de los peores enfrentamientos de los últimos días, decenas de personas han marchado coreando consignas en las que dscribían a Mursi como el «enemigo de Dios», informa Reuters.

Los manifestantes han exhibido fotografías de las últimas víctimas: «Moriremos como ellos, para conseguir justicia». En el caso de Port Said, las concentraciones de este viernes coinciden también con el primer aniversario de los enfrentamientos en el estadio de fútbol local que causaron 70 víctimas mortales. El pasado sábado, un tribunal condenó a muerte a 21 personas por estos hechos.