La ofensiva francesa ataca directamente un «centro de comando terrorista» en Tombuctú, Malí
Restos de las armas y pertenencias de militantes islamistas en un campamento militar de Malí - EFE

La ofensiva francesa ataca directamente un «centro de comando terrorista» en Tombuctú, Malí

El Ejército maliense confía en recuperar las ciudades de Gao y Tombuctú en un mes, con el apoyo aéreo francés. EE.UU. ha iniciado el transporte de tropas galas al país africano

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Francia ha atacado directamente este martes uno de los «centros de comandos terroristas» que Al Qaida en el Magreb Islámico tiene cerca de Tombuctú, Malí, según han comunicado fuentes francesas citadas por la agencia AFP.

El pasado lunes, el coronel Thierry Burkhard, portavoz del Estado Mayor del ejército francés, confirmó los ataques aéreos franceses «en las afueras» de Tombuctú, en el norte de Malí. El francés se refirió a un «centro de comando terrorista».

Por otro lado, este mismo martes, el jefe del Estado Mayor malí, general Ibrahima Dahirou Dembélé, ha confiado en que sus tropas conseguirán recuperar el control de Gao y Tombuctú, dos de las principales ciudades del norte en manos de los islamistas, si se mantiene el apoyo aéreo de las tropas francesas a la operación militar en curso.

En una entrevista concedida a Radio France Internationale (RFI), el general ha reconocido que la recuperación de Diabaly y de Douenzta, anunciadas el lunes, han supuesto un «giro importante» en la operación militar, después de que las tropas malíes hubieran perdido previamente estas ciudades, así como Konna, en el centro del país, ante el avance de los islamistas.

En el caso de Diabaly, ha explicado que hubo «combates importantes» pero no terrestres, sino las tropas francesas, «con apoyo aéreo, neutralizaron todos los vehículos enemigos» y a sus combatientes que se encontraban en esta ciudad y sus alrededores, «lo que permitió a nuestras tropas penetrar en la ciudad».

En cuando a la pérdida de la ciudad de Konna la semana pasada, Dembélé la ha atribuido a la falta de apoyo aéreo y a la resistencia de los combatientes islamistas, que «resistieron durante 48 horas», lo que obligó al Ejército a replegarse hacia Sévaré. «Diría incluso que habíamos subestimado al enemigo, que tenía más medios, más material» del previsto, y además, ha insistido, sin la intervención de la aviación francesa «era difícil mantener incluso Sévaré».

«La liberación total»

Ahora, ha subrayado, con la presencia de helicópteros de combate y los «ataques en profundidad de aviones de ataque» la situación ha cambiado. Así pues, tras la toma de Douentza y Diabaly el objetivo es «la liberación total de las regiones del norte de Malí». Así las cosas, ha afirmado que «si los apoyos son consecuentes» la recuperación de Gao y Tombuctú «no tardará más de un mes».

Esta ofensiva se llevará a cabo desde Níger, con el respaldo de las tropas de este país y de Chad, que «podrán llegar en menos de un mes a Gao», y desde Sévaré y Mopti.

Preguntado por la posibilidad de que los soldados malíes lleven a cabo actos de represalia en su avance hacia el norte, el jefe del Ejército lo ha rechazado, subrayando que en los últimos meses se ha trabajado para «hacer comprender al soldado que está ahí para proteger a la población».

Entretanto, el Gobierno del país africano ha decidido prorrogar tres meses más del estado de emergencia en el país decretado el pasado 12 de enero ante el avance de los rebeldes islamistas desde el norte hacia Bamako. Según ha informado la Presidencia en un comunicado, la decisión se tomó este lunes durante una reunión extraordinaria del Gobierno encabezada por el presidente interino, Dioncounda Traoré.

El mandatario había declarado el pasado 12 de enero el estado de emergencia por un periodo inicial de 10 días. La prórroga del estado de emergencia obedece al «buen desarrollo de las operaciones militares en curso para la liberación de las regiones ocupadas de nuestro país y a la necesidad de instaurar y mantener un clima social sereno en todo el país».