Temas

Funerarias

Funerarias imágenes y vídeos

«Morirse no es barato»

«Morirse no es barato»

Orense acoge este fin de semana el Funergal. Una feria en la que la superstición y los tabúes dejan paso al diseño más innovador y a materiales y formas que tienden al reecuentro con la tierra

Morir en España cuesta de media 3.300 euros

Morir en España cuesta de media 3.300 euros

Según un estudio de la OCU, uno de cada cuatro funerales llega a costar hasta 4.200 euros dependiendo de los servicios elegidos y la comunidad autónoma. La inhumación (entierro) más básico cuesta de media 599 euros

Carlos Manso Chicote Comentar
Los cementerios

Los cementerios

Los cementerios guardan la memoria histórica y son un inmenso depósito de experiencia colectiva

Pedro García Cuartango Comentar
La salida del PP

La salida del PP

la caras largas, las frases más o menos airadas, el disgusto... evidente. El PP ha salido del...

La muerte todavía tiene un precio

La muerte todavía tiene un precio

Un sepelio en España supone un gasto medio de entre 3.200 y 3.600 euros, aunque los costes de los servicios funerarios apenas suponen el 49% del precio final mientras el resto se reparte entre impuestos (17%), complementos (15%) o la inhumación e incineración (19%)

Carlos Manso Chicote Comentar
La cripta en la que los pobres no pagan

La cripta en la que los pobres no pagan

La basílica de la Concepción de Nuestra Señora, en pleno barrio de Salamanca, abre las puertas de su camposanto a 200 personas que no pueden acometer el coste de su entierro

Enrique Delgado Sanz Comentar
Gerona aprueba acabar con el monopolio funerario

Gerona aprueba acabar con el monopolio funerario

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado liberalizar el sector con los votos favorables de CIU, PSC y PP en frente de las abstenciones de C'S, CUP y ERC, de esta foma la compañía Mémora perderá la exclusividad del servicio

El coste de morir en Barcelona

El coste de morir en Barcelona

El Ayuntamiento perpara la construcción de una nueva funeraria municipal, que pretende competir con las empresas privadas de la ciudad, que ofrecen los precios más altos de España