Temas

Clesa

Clesa imágenes y vídeos

Trabajadores de Rumasa enfrentados a Ruiz-Mateos

Trabajadores de Rumasa enfrentados a Ruiz-Mateos

Cerca de una treintena de trabajadores de las empresas Clesa y Royne --que forman parte de Nueva Rumasa--, se han concentrado este martes a las puertas de la Audiencia Nacional para protestar por la gestión que ha hecho el empresario y fundador del grupo empresarial, José María Ruiz-Mateos.

Ruiz Mateos niega que vaya a haber "liquidación"

Ruiz Mateos niega que vaya a haber "liquidación"

El administrador de Clesa e hijo del fundador de Nueva Rumasa, Álvaro Ruiz-Mateos, ha mantenido una "reunión de seguimiento" con los administradores concursales de Clesa y ha negado que el comprador del holding empresarial sea un "liquidador".

La vida en un hilo

Media docena de personas han fallecido en la región en nueve meses cuando intentaban robar cable de cobre

Ruiz-Mateos vuelve a verse con la Justicia

Ruiz-Mateos vuelve a verse con la Justicia

El empresario, José María Ruiz Mateos, tendrá que volver a la Audiencia Nacional, donde hace catorce años tuvo que acudir para de un caso de evasión de divisas, fraude y apropiación indebida realizada a través de su empresa Rumasa. En esta ocasión, él, su esposa Teresa Rivero, seis de sus hijos y uno de sus sobrinos tendrán que dar cuenta ante el juez de una supuesta estafa realizada con los pagarés de Nueva Rumasa. La Fiscalía Anticorrupción les imputa un supuesto fraude cercano a 9,5 millones de euros, relativo a la cantidad que aportaron los inversores de la compañía, que creyeron que iban a obtener un 12 por ciento de beneficios al invertir en pagarés de Nueva Rumasa. Al parecer éstos no han cobrado, y además las empresas de la compañía como Grupo Dhul, Hibramer o Clesa son insolventes.Los inversores denuncian que les han engañado porque esa situación ya existía antes de la emisión de los pagares. Denuncian que muchas de las 147 empresas de Nueva Rumasa están despatrimonializadas, y aclaran, que ese dinero es difícil de recuperar porque las empresas están a nombres de sociedades ubicadas en paraísos fiscales.

Apartan a los Ruiz-Mateos de la gestión de Clesa

El Juzgado Mercantil de Madrid número 6 ha declarado el concurso de acreedores de Clesa, propiedad de Nueva Rumasa, y ha apartado a la familia Ruiz-Mateos de la gestión por haber adoptado decisiones perjudiciales contra su patrimonio llegando a multiplicar por cuatro su pasivo de explotación.

Seis trabajadores de Clesa se encandenan a La Almudena

Seis representantes del Comité de Empresa de Clesa en Madrid se han encadenado esta mañana en el exterior de la catedral de La Almudena en defensa del empleo en esta compañía del grupo Nueva Rumasa, que les adeuda cinco pagas por importe de dos millones de euros.

Empleados de Clesa se encadenan a la Almudena

Empleados de Clesa se encadenan a la Almudena

Encadenándose a la puerta de la Catedral de la Almudena. Esta es la nueva protesta de los ya hastiados y mal parados trabajadores de Clesa. Cerca de una decena de ellos se han acercado hoy a una de las puertas centrales de la catedral para reclamar una solución a la situación "grave y urgente" de los empleados de la empresa láctea.

Trabajadores de Clesa protestan encadenándose

Trabajadores de Clesa protestan encadenándose

Cerca de una decena de trabajadores de Clesa, perteneciente al grupo Nueva Rumasa, se han encadenado este miércoles en una de las puertas de la catedral de La Almudena de Madrid para reclamar una solución a la situación "grave y urgente" de los empleados de la empresa láctea que no cobran sus salarios desde hace cinco meses.

Cacaolat, el tema del momento en Twitter

La crisis de Cacaolat, propiedad de Nueva Rumasa, se ha convertido a lo largo de la jornada de hoy en "tema del momento" ("trending toppic") de la red de microblogging Twitter tras conocerse que sus populares batidos podrían desaparecer de los supermercados.

Los trabajadores de Nueva Rumasa se echan a la calle

Desde la planta de Caldas de Reis, en Pontevedra hasta Santiago de Compostela, más de 500 trabajadores de Clesa han protagonizado una marcha. El objetivo era pedir el apoyo a la Xunta de Galicia ya que consideran la firma viable. Nueva Rumasa les debe los salarios de los últimos cinco meses. Por su parte en Barcelona, trabajadores de Cacaolat han repartido batidos en una manifestación en la que han denunciado la mala gestión de Nueva Rumasa. Quieren apartar a la familia de la gestión de la empresa y piden el apoyo de la Generalitat para que la firma quede donde está.

Los trabajadores de Nueva Rumasa se echan a la calle

Los trabajadores de Nueva Rumasa se echan a la calle

Desde la planta de Caldas de Reis, en Pontevedra hasta Santiago de Compostela, más de 500 trabajadores de Clesa han protagonizado una marcha. El objetivo era pedir el apoyo a la Xunta de Galicia  ya que consideran la firma viable. Nueva Rumasa les debe los salarios de los últimos cinco meses. Por su parte en Barcelona, trabajadores de Cacaolat han repartido batidos en una manifestación en la que han denunciado la mala gestión de Nueva Rumasa. Quieren apartar a la familia de la gestión de la empresa y piden el apoyo de la Generalitat para que la firma quede donde está.

Los sindicatos y Nueva Rumasa preparan un ERE temporal para conservar el empleo

Los sindicatos y la dirección de Nueva Rumasa han trazado la estrategia para evitar que la crisis empresarial en la que está inmerso el grupo afecte a los puestos de trabajo. El holding dirigido por José María Ruiz-Mateos firmará un pacto con CC OO y UGT para aplicar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en todas aquellas compañías que todavía no estén en concurso de acreedores. De esta forma, las sociedades podrán aplicar reducciones de jornada o suspensiones de contratos, por un máximo de seis meses, para capear la situación adversa en la que está sumido el grupo.

Nueva Rumasa y los sindicatos enviarán a los empleados a casa seis meses

Nueva Rumasa y los sindicatos enviarán a los empleados a casa seis meses

Alrededor de 80 trabajadores de Clesa se han concentrado ante la sede de la Dirección General de Trabajo, lugar donde se ha reunido el Gobierno con Nueva Rumasa y los sindicatos UGT y CC.OO. Han llegado a un acuerdo marco de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por un periodo de seis meses para las compañías de la familia Ruiz-Mateos. Ruiz-Mateos Rivero ha lanzado un mensaje de tranquilidad y seguridad a los inversores y ha asegurado que se encuentra en una etapa de saneamiento y transparencia en la que la colaboración es algo fundamental.

Varias empresas de los Ruiz-Mateos en suspensión de pagos, otra vez

Varias empresas de los Ruiz-Mateos en suspensión de pagos, otra vez

La historia se repite y el grupo Nueva Rumasa ha anunciado la suspensión de pagos de algunas de sus mayores empresas. La familia Ruiz-Mateos señala a los directivos del Banco de Santander, al que adeudan más de 200 millones de euros, como responsables de su caída. Han divulgado varias cartas al presidente del Banco, mostrando su desesperada situación. En una misiva José María Ruiz-Mateos asegura que "los tiempos no están para invertir, sino para recoger", lo que pone en entredicho el motivo por el que Nueva Rumasa pidió dinero a inversores. Anoche trabajadores de Clesa intentaron impedir la salida de documentos de las instalaciones. Aún así los Ruiz-Mateos apuestan por la viabilidad de su grupo.

Doscientos empleados se concentran en Clesa

Doscientos empleados se concentran en Clesa

Al ritmo de consignas y acompañados por pitos y pancartas, los trabajadores de Clesa protestaban hoy a las puertas de la planta de la empresa en Madrid. Cerca de doscientos empleados se han concentrado para reclamar las nóminas que les deben.

Los trabajadores de Clesa reclaman sus salarios

Los trabajadores de Clesa reclaman sus salarios

Cerca de medio centenar de trabajadores de la empresa Clesa se han concentrado hoy a las puertas de la fábrica de Madrid para reclamar el cobro de los salarios atrasados y una respuesta a la situación actual que, según vaticinan, "no tiene solución" después de que el último mensaje de Clesa fuera que "no hay dinero".

Trabajadores de Clesa reclaman sus salarios

Trabajadores de Clesa reclaman sus salarios

Cerca de medio centenar de trabajadores de la empresa Clesa se han concentrado hoy a las puertas de la fábrica de Madrid para reclamar el cobro de los salarios atrasados y una respuesta a la situación actual que, según vaticinan, "no tiene solución" después de que el último mensaje de Clesa fuera que "no hay dinero".

Más problemas para Nueva Rumasa

Más problemas para Nueva Rumasa

A Nueva Rumasa, el 'holding' de empresas liderado por José María Ruiz-Mateos, se le acumulan los problemas. La Fiscalía Anticorrupción lleva un año investigando a la compañía por presunta estafa a los inversores que adquirieron los pagarés y participaciones emitidas por la compañía. Por otro lado, algunas de sus empresas están empezando a tener problemas de abastecimiento debido al impago a los proveedores que han dejado de abastecer a las fábricas. Y por último, los trabajadores de algunas de sus empresas denuncian que han dejado de pagarles las nóminas.Los miembros del Comité de Empresa de la planta de Clesa la localidad pontevedresa de Caldas de Reis aseguran que la producción en la planta está bajo mínimos. "Nos faltan muchas materias primas y estamos tirando del stock que aun tenemos en el almacén para producir", asegura José Manuel Pérez, que forma parte del Comité. "No llegamos al 10% de la producción respecto hace dos meses". Por eso temen que supermercados y superficies empiecen a prescindir de sus servicios "y que se marchen a otras empresas que les suministren de manera adecuada".Por otro lado, en un comunicado la planta ha anunciado que dejará de proveer a las marcas blancas de varios supermercados y grandes superficies.En la fábrica trabajan 160 empleados, de los cuales la mayoría "aseguran estar parados porque no hay tarea" y temen por sus puestos de trabajo. De momento, aun les deben la nómina extra del mes de diciembre y la de enero.Una situación similar están viviendo los 106 trabajadores de Carcesa en la planta de Montijo (Mérida), otra de las empresas pertenecientes a Nueva Rumasa, que también se quejan del desabastecimiento que está sufriendo la fábrica.Este desabastecimiento viene dado por los impagos por parte de la empresa a los proveedores y por la deuda que mantiene con el Ayuntamiento de Mérida. En este momento, de las seis líneas de trabajo sólo funciona una y de los cuarenta camiones que salen diariamente sólo uno salió durante la jornada de ayer. Los trabajadores llevan a cabo concentraciones todos los días desde las diez a las diez y cuarto de la mañana para protestar por la situación y ejercer presión para que se solucione, ya que temen que esto lleve a un descenso de la demanda y, por tanto, una situación aún peor.