borde2.gif (356 bytes)
El Rocío l La Blanca Paloma l La ermita l La aldea l Almonte l Historia y leyenda l El camino 

  Las hermandades
  Planos de los caminos
  Plan Romero
  Vado del Quema
  Puente del Ajolí
  Actos en la aldea
  Estampas rocieras
  El Rocío en internet
  Consejos
  Novedades


LA ERMITA

Epicentro de devoción mariana

Por A. Flórez

.

 

 

La ermita del Rocío en la noche del Lunes de Pentecostés. La Virgen inicia su recorrido visitando las Casas de las Hermandades en la aldea. Mares de fieles se concentran a sus puertas.

 

La actual ermita del Rocío, sin duda uno de los mayores epicentros de devoción mariana del mundo, es visitada durante todo el año por cientos de miles de fieles. Rodeado de marismas y fervores, el Santuario se levanta en un lugar mágico, esotérico, en el que confluyen todos los caminos.

   La primera ermita fue mandada levantar por Alfonso X «El Sabio» entre 1270-1300, y citada en su «Libro de la Montería», tras conquistar la tierra a los árabes. El edificio «de diez varas de largo, orientada al sur, con techumbre de madera a dos aguas y compas» sería de estilo mudéjar.

   En aras de su mantenimiento, seguramente, sería sometida a diversas obras de pequeña entidad hasta que 1585 y gracias al legado de Baltasar Tercero, un sevillano que más tarde emigraría a las Américas, legó dos mil pesos para que se constituyera una capellanía en la ermita. El cobro se hizo efectivo diez años más tarde y permitió la adquisición de tierras.

   El Santuario permaneció hasta 1755, fecha en la que quedó casi destruido en el Terremoto de Lisboa. Por este motivo, la Virgen fue trasladada a Almonte, donde permaneció hasta 1760, cuando se concluyó su nuevo templo en la aldea. El altar de esta ermita de nueva planta fue adornado con frescos que serían sustituidos por un retablo atribuido a Cayetano D´Acosta.

.

La antigua ermita de la Virgen del Rocío en una imagen tomada en la década de los cuarenta que recoge la llegada de un Simpecado

   En 1961, el Cabildo de la Hermandad Matriz de Almonte decidió levantar un nuevo Santuario, que recibió el impulso del primer obispo de Huelva, monseñor Pedro Cantero Cuadrado, quien colocó la primera piedra el 26 de enero de 1964. Fue proyectada por los arquitectos Alberto Balbontín Orta y Antonio Delgado Roig con planta de cruz latina, tres naves, un triforio y al fondo, la capilla mayor. La ermita fue bendecida el 12 de abril de 1969 por el entonces obispo de Huelva, monseñor José García Lahiguera, y el domingo 13, la Virgen del Rocío entró por primera vez en su nuevo templo.

   .

En 1999 se inauguró el nuevo Retablo y Camarín de la Virgen, una impresionante obra digna de albergar a la Blanca Paloma.

 

 

b8.gif (200 bytes)
© 2001 Diario ABC S.A.U. Reservados todos los derechos. Resolución óptima 800x600 px. Navegadores 4.0. o superior