Un flechazo por televisión
por A. Martínez-Fornés

La primera vez que se vieron fue por televisión, tanto Don Felipe a doña Letizia como a la inversa. Es lógico que la periodista conociera al Príncipe de Asturias por los medios de comunicación, como la mayoría de los españoles; pero quién iba a pensar que el Heredero de la Corona descubriría a la que sería su prometida a través de la pantalla. Sin embargo, así lo dieron a entender ambos el día que se celebró la petición de mano. Preguntado Don Felipe por las cualidades que destacaría de su futura esposa, respondió: «Hay muchas evidentes a los ojos de todos, pero su elocuencia y su inteligencia, su espíritu de responsabilidad, su coraje… También, unos principios, una rectitud y una ejemplaridad en el trabajo que siempre me han impresionado y, desde que la conozco, mucho más». Por si quedara alguna duda sobre cuándo empezó a fijarse el Príncipe de Asturias en la periodista, doña Letizia apostilló: «Y antes también ¿eh?»
Después llegó la conocida cena en casa de Pedro Erquicia, celebrada en octubre de 2002 y que supuso el primer encuentro. «Pero fue un encuentro casual -afirmó Don Felipe- y no tuvo ninguna consecuencia». Dos meses después, volverían a coincidir en Galicia, cuando el Príncipe de Asturias visitó las zonas afectadas por el «Prestige» y la periodista se desplazó para informar de la visita. Pero «fue en la primavera (del año pasado) cuando tomamos más contacto y aquello fructificó», precisó Don Felipe.


Durante varios meses, la pareja consiguió mantener su relación bajo la más absoluta discreción. Después del verano, cuando Sus Majestades los Reyes ya conocían a la prometida de su hijo, empezaron a circular los rumores que vinculaban al Príncipe de Asturias con una periodista de televisión, pero estos comentarios no saltaron a los medios de comunicación hasta el 30 de octubre.


Veinticuatro horas después, la Casa de Su Majestad el Rey acabó con los rumores al anunciar oficialmente el compromiso. Desde ese mismo momento, doña Letizia se trasladó al Palacio de La Zarzuela y empezó a acompañar al Príncipe de Asturias y a la Familia Real en diversas actividades oficiales y privadas, realizando de hecho las funciones que, a partir del 22 de mayo, hará de derecho.


Algunos podrían considerar que el noviazgo ha sido corto e, incluso, el anuncio precipitado. Pero tanto Don Felipe como doña Letizia han insistido, desde un principio, en la madurez de su decisión. «Yo os digo con convicción que Letizia es la mujer con la que quiero compartir mi vida y formar una familia. Y, además, como Heredero de la Corona, tengo la seguridad de que Letizia reúne todas las cualidades y capacidades necesarias para asumir las responsabilidades y las funciones como Princesa de Asturias y como futura Reina de España». «Entiendo la sorpresa -añadió doña Letizia tras el anuncio-. Pero es una decisión madura, fruto de reflexiones muy intensas y, sobre todo, con el peso y la solidez del profundo amor que nos tenemos y del proyecto común que iniciamos».

 

 

© 2004-2006  Diario ABC S.L.U. Reservados todos los derechos. Resolución óptima 800x600 px. Navegadores 4.0 o superiores.