Don Felipe y Doña Letizia, Príncipes de Asturias- pág 2-

Los cinco nietos de los Reyes: Felipe Juan Froilán, Victoria Federica, Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel; la hija de Cristina de Borbón-Dos Sicilias y nieta de los Duques de Calabria, Victoria López Quesada, y la sobrina de la novia, Carla Vigo Ortiz, fueron trasladados en coche. Una vez en el templo se pudieron ver, eso sí, los espectaculares trajes que llevaban, inspirados en el siglo XVIII español y en Goya. Nada más bajarse del vehículo, empezaron sus travesuras: Felipe Juan Froilán corrió hacia la guirnalda para llegar el primero, Miguel se sentó en las escaleras del templo antes de perder un zapato, y Juan Valentín decidió no entrar en el templo y quedarse en la puerta. Pero en aquellos momentos, todo el mundo estaba pendiente de la lluvia. Justo en el preciso instante en que Doña Letizia iba a salir del Palacio Real, caía con tal intensidad que hubo que sustituir su paseo a pie por el traslado en coche.

Cuando los invitados vieron en los monitores, a Doña Letizia, subida ya en un coche con su padre y padrino, Jesús Ortiz, un rumor cruzó la catedral. El Príncipe de Asturias miraba cada vez con más frecuencia hacia la puerta por la que debería llegar su prometida. Diecisiete minutos de espera terminaron cuando empezó a sonar en la catedral el allegro de Haendel. Por fin, Doña Letizia hacía su aparición y desvelaba el secreto mejor guardado, el vestido que le diseñó el modista español Manuel Pertegaz, sentado entre el público. Del brazo de su padre, Doña Letizia recorrió el pasillo central. Tras ella, sus dos damas de honor, Ana Cordorníu Álvarez de Toledo y Claudia González Ortiz, cuyos trajes estaban inspirados en los de quienes atendían a las Reales Personas en el siglo XVIII.

Don Felipe sonríe a su prometida cuando ésta llega al altar. Ambos se dirigen una mirada de complicidad, mientras el padrino toma asiento junto a la madre de Doña Letizia, Paloma Rocasolano, en la primera fila de bancos de la derecha. Junto a ella, estaban los abuelos paternos y maternos de la novia y las hermanas, Telma y Erika, ésta con su marido Antonio Vigo.

A las once y cuarto en punto empezó la ceremonia religiosa y, en seguida, se oyeron las voces infantiles de los pajes, Los pequeños disponían de cojines para sentarse, pero prefirieron sentarse en el suelo y gatear hacia los Reyes, mientras Victoria Federica corría junto a su padre.

Hasta el jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, trató de mantener en silencio a los pequeños. Pero Felipe Juan Froilán y Juan Valentín se divertían más lanzando pataditas a Victoria López Quesada, que aguantó estoicamente hasta que las cuidadoras de los niños, se los llevaron a todos. De ellos, sólo quedaron un par de zapatos olvidados sobre los cojines.

La Orquesta Sinfónica de Radiotelevisión Española, dirigida por Jesús López Cobos, y el Coro Nacional de España, bajo la dirección de Lorenzo Ramos, ofrecieron el programa musical de la ceremonia religiosa, oficiada por el arzobispo de Madrid, acompañado por el Nuncio de Su Santidad, Manuel Monteiro de Silva, y los cardenales de Barcelona, Ricardo María Carles, y de Sevilla, Carlos Amigo.

Transcurre la ceremonia, con todos sus ritos, y al final, los testigos firman el acta matrimonial de los Príncipes de Asturias. El primero en hacerlo es el arzobispo, seguido de Don Felipe y Doña Letizia. A continuación se pasan los libros al Rey y a la Reina. Finalmente, el resto de los testigos, los 18 del Príncipe y los 19 de la Princesa rubrican el acta.

También con música de Haendel, ahora el Aleluya, salen los novios de la catedral. Fuera sigue lloviendo. Los recién casados suben al coche para realizar el anunciado recorrido. Tras ellos, salen los Reyes, seguidos de los padres de la Princesa de Asturias y los demás miembros de la Familia Real y de Doña Letizia, los jefes de Estado, el presidente del Gobierno, las Casas Reales, las autoridades y el resto de invitados. Tardaron una hora en trasladarse al Palacio Real por la lluvia. Pero, a pesar del mal tiempo, el Príncipe de Asturias vio cumplido su sueño de casarse por amor

[Volver]

> Don Felipe y Doña Letizia, Príncipes de Asturias


> Un hombre a la Espera

>" Un plus de disponibilidad al servicio de España"
> Serte fiel...
> La música. "Suite completa"
> Los testigos

 

© 2004-2006  Diario ABC S.L.U. Reservados todos los derechos. Resolución óptima 800x600 px. Navegadores 4.0 o superiores.