Colección ABC
Vicente Barberá Masip
Por Javier Molins

Vicente Barberá Masip (Valencia 1871–1935) fue sin duda alguna el colaborador más activoque ABCtuvoen la ciudad de Valencia. Barberá Masip, como tantos otros fotógrafos de su época, empezó a ganarse la vida en su estudio de fotografía para pasar luego a dedicarse plenamente a su labor comofotógrafodeprensa.

El catálogo de la exposición Memoria de la luz: Fotografía en la Comunidad Valenciana 1839- 1936, organizada por la Generalitat Valenciana en 1992, recoge dos reseñas biográficas de este fotógrafo valenciano realizadas por los estudiosos Josep Merita y José Aleixandre, en las que lo presentan como reportero gráficoque retrató laValencia de principios de siglo en Valencia y que acabó comofotógrafooficial del Ayuntamiento de esta ciudad. La exposición Valencia 1900-1936. Colecciones ABC recoge un gran número de fotografías suyas como la titulada Valencia. En el nuevo Mercado Central. Comida para los pobres para festejar la inauguración del hermoso edificio. Una imagen dotada de una gran perspectiva, en la que se puede apreciar una bella simetría en la composición tantoentre los lateralesde la misma como entre la parte superior e inferior.

Una profundidad de campo yuna simetría que también podemos contemplar en instantáneas comolas tituladas Las fiestasdemayoenValencia. Lospuestos de rosasyclavelespara el concurso que acabadecelebrarse; Valencia, una construcción monumental. El nuevo umbráculo que se destina al mercado de flores; Congreso para el progreso de las ciencias en Valencia. Sesión inaugural celebrada anteayer bajo la presidencia de Segismundo Moret o Vista parcial de las escuelas de la Asociación Valenciana de Caridad inaugurada ayer.

La obra de Barberá Masip también fue testigodelostumultuososañosque le tocó viviryque desembocarían en la cruenta guerra civil que él ya no pudo presenciar, puesmurió un año antesde iniciarse el conflicto. A este fotógrafo valenciano no le tembló el pulso para retratar esos «momentosdecisivos»a los que hacía referencia Cartier-Bresson, de modo que por el objetivo de su cámaradesfilaron acontecimientos noticiablesdelmomento comolosdisturbiosproducidospor huelgas de trabajadores, la intervención de soldados para acabar conunmotín en la cárcel, una revueltadeestudiantes, una manifestación de mujeres que pedía la dimisión del alcalde o la llegada de heridos procedentesdeMelilla al puerto de Valencia.

Unas imágenes que atestiguan la audacia, la intuición y el savoir-faire de Barberá Masip, características que le convierte en uno de losmás destacados fotoperiodistas valencianos del primer tercio del siglo XX. Al finyal cabo, Barberá Masip siguió el dictado de otro gran fotoperiodista como George Zimbel, quien afirmó aquello de «supe que tenía que vermejor, nocrear mejor. Y supe que mis copias tenían que ser hermosas».

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U, Madrid, 2009.
Resolución óptima de visualización: 1024x768. Optimizado para Internet Explorer, Mozilla Firefox y Netscape.