ABC.es

El diario del Juicio
Policía y Guardia Civil coinciden en sus conclusiones sobre el explosivo del 11-M
Mayo 17/05/2007 - 36 ª sesión
Pablo Muñoz

Los peritos de la Policía y la Guardia Civil sostienen unas conclusiones muy similares en sus informes sobre los explosivos, aunque como era de esperar los dos de cada Cuerpo firman por separado dicho documento, entregado el jueves al tribunal. La hipótesis de la contaminación ambiental es sostenida por los cuatro técnicos -los guardias civiles no citan ese término expresamente, pero lo describen-, e igualmente afirman que no es posible determinar qué estalló en los focos, aunque se inclinan, tanto unos como otros, por un explosivo de «base nitrada», lo que es compatible con la Goma 2 ECO.

Algunos medios sostienen, sin embargo, que la Guardia Civil se ha desmarcado claramente de la postura que mantiene la Policía. A continuación se hace un repaso minucioso sobre ambos informes. Explosivos intactos. La Guardia Civil sostiene (página 209 del informe) que «todos los explosivos intactos analizados presentan en su composición nitrato amónico y nitroglicol como componentes mayoritarios».

«Las variaciones -afirma- pueden ser debidas a múltiples circunstancias, como son el contenedor en el que han estado, el tiempo transcurrido en el que han sufrido un envejecimiento o la diferente cadena de custodia a las que han estado sometidas».
«En todos los explosivos intactos (salvo en dos evidencias) se detectan otros componentes explosivos minoritarios como el dinitrotulueno. Estas dos evidencias se conservan almacenadas en tubos Falcon, claramente más eficaces que las bolsas para preservar el explosivo (...). Además, nueve de los explosivos intactos analizados presentan nitroglicerina, igualmente en cantidad de varios órdenes de magnitud menor que los componentes mayoritarios». «Todo ello -concluyen los técnicos de la Guardia Civil- nos lleva a pensar que estos componentes minoritarios son ajenos a la propia composición del explosivo».

En otras palabras, si aparecen es por contaminación de las muestras. De hecho, el informe de la Guardia Civil en este punto destaca que «los ensayos practicados sobre las bolsas contenedoras que utiliza el Tedax han demostrado la falta de idoneidad de este material para contener explosivos, siendo transparentes a la pérdida de nitroglicol, dinitrotolueno, nitroglicerina y en general a la mayoría de compuestos orgánicos con cierta presión de vapor». Además, los guardias civiles hacen hincapié en que una misma evidencia puede contener DNT o nitroglicerina en un análisis y desaparecer al siguiente, como sucedió por ejemplo con las pruebas sobre las muestras de la mochila de Vallecas. Para la Guardia Civil hay «una clara alteración de las evidencias» en lo que afecta a sus «componentes minoritarios», a lo que ha contribuido, entre otras cosas, «el tiempo transcurrido (...), los embalajes contenedores de las evidencias, y los lugares y condiciones de almacenamiento desconocidos».

«Composición mayoritaria»>

«Para finalizar -dicen los peritos de la Guardia Civil en la página 210-, cabe indicar que la composición mayoritaria de todos los explosivos intactos analizados es compatible con la de una dinamita Goma 2 ECO u otras dinamitas goma de base nitrato amónico y nitroglicol. En los casos en los que las evidencias han sido mejor conservadas (...) los componentes son los mismos que los de una dinamita Goma 2 ECO».

Hasta aquí las conclusiones de la Guardia Civil. Las de la Policía (página 213 del informe general) comienzan haciendo algunas observaciones en las que se hace hincapié en que «las muestras problema de explosivo no explosionado presentan un dispar estado de conservación pues, dentro de un mismo grupo u origen, hay muestras de consistencia pastosa, que corresponden a aquellas con un elevado porcentaje de nitroglicol, y muestras de consistencia no pastosa y aspecto seco y tacto quebradizo, que corresponden a muestras con un bajo porcentaje de nitroglicol». Incluso, «estas diferencias en la concentración de nitroglicol» de las muestras se producen en una misma muestra.

La Policía, como la Guardia Civil, recoge en la página 214 del documento los problemas de porosidad al DNT, nitroglicol y nitroglicerina de las bolsas empleadas para la conservación de las muestras, lo que no sucede con los tubos Falcon. De hecho, las muestras guardadas en estos últimos son las que tienen más alto contenido de nitroglicol. Es decir, han sufrido menos pérdidas de esa sustancia y han estado menos expuestas a contaminación.

«El elevado contenido en nitroglicol de las muestras de explosivo no explosionado que han sufrido con menor intensidad la evaporación de sus componentes volátiles, junto a la gran cantidad de nitrato amónico que todas tienen, permiten afirmar que los explosivos no explosionados son dinamitas tipo Goma. La composición tanto cualitativa como cuantitativa cumple con las especificaciones de la Goma 2 ECO». Exactamente la misma conclusión que la de la Guardia Civil, que la Policía abona aún más con el hecho de que en las dos únicas muestras almacenadas en tubos Falcon no se ha encontrado ni nitroglicerina ni DNT, mientras que en otra recogida en el mismo lugar pero almacenada en bolsas de plástico sí aparecen esas sustancias.

Hay otro dato importante que aporta la Policía en la página 215 del informe: «En el ensayo realizado en esta pericia consistente en analizar la muestra M-3 (una de referencia procedente de un cartucho de Goma 2 ECO) en las condiciones en las que se analizó el 11 de marzo de 2004, en este mismo laboratorio, una porción de esa misma muestra, pone de manifiesto que en aquel momento no contenía ni DNT, ni nitroglicerina».
Focos de los explosivos. El informe de la Guardia Civil sobre este punto (páginas 210 y 211 del informe) afirma que «en todas las muestras tomadas de los focos de explosión (...) se detecta dinitrotolueno como componente explosivo. Igualmente una gran mayoría de estas muestras presentan nitroglicol y nitratos». Es importante destacar que los peritos dicen que se detecta «dinitrotolueno como componente explosivo» -algo que es evidente-, pero no que el DNT sea componente «del» explosivo, como algunos han querido sostener para intentar encontrar contradicciones con la Policía.

«Cabe hacer la misma reflexión anteriormente indicada para las bolsas contenedoras -dice la Guardia Civil sobre la porosidad al DNT, nitroglicol y nitroglicerina de las mismas-. Puede decirse de ellas que el nitroglicol sale con toda facilidad, incluso a los pocos días de haberlas cerrado. Igualmente y con el tiempo, perfunden el dinitrotolueno y la nitroglicerina». Es decir, una nueva alusión a una posible contaminación.

El informe de la Guardia Civil se centra sobre la muestra M-1, polvo de extintor recogido del foco número 3 de la estación de El Pozo. «Fundamentalmente porque la gran superficie específica que presenta un polvo finamente dividido, lo hace idóneo para adsorber impregnaciones, y por la certeza que tenemos de que no está lavada. En la evidencia se detecta dinitrotolueno, nitroglicol, nitroglicerina y nitratos. La bolsa contenedora en la que se recibe, no proporciona certeza de que los componentes detectados procedan del foco o de la adsorción producida a lo largo del prolongado tiempo de almacenamiento, habiendo quedado demostrada su transparencia. También se detecta nitroglicerina en numerosas muestras de explosivo intacto, en los mismos órdenes de magnitud y contra toda lógica en un proceso de fabricación».

Como la Policía, el informe de la Guardia Civil hace referencia al caso de la muestra M-3, que cuando fue analizada en 2004 no tenía ni DNT ni nitroglicerina, «poniendo de manifiesto una alteración de las evidencias a lo largo del tiempo. «De los focos en general -sostienen los técnicos del Instituto Armado- tenemos constancia de su alteración desde el momento en el que existen unos análisis previos y sabiendo que han sufrido un lavado con agua y acetona».

«Es por todo ello que, con criterio científico, no es posible conocer ni el número, ni la naturaleza de los explosivos utilizados en los focos de las explosiones». Pero añade: «Salvo que posiblemente se trataba de un explosivo de base nitrada, y aún con riesgo, puesto que los niveles de nitratos y en algún caso de nitritos detectados, carecen de blanco analítico de las zonas próximas a los focos para medir su contenido basal. A pesar de ello, la presencia de estos aniones en muestras de muy diverso tipo (tornillos, chapas metálicas, tejidos, plásticos...) y previamente habiendo sido extraídas con agua, refuerzan el hecho».

Esta es la conclusión de la Guardia Civil sobre lo que estalló en los focos. ¿Y la de la Policía? En la página 217 del informe, en su punto 10, afirma que «el hecho de que en muchas muestras de los focos se detecten pequeñas cantidades de nitratos y en algunos casos de nitritos, a pesar de que las muestras han sido lavadas con agua, hace pensar que el explosivo empleado en los focos podría ser de base nitrada». Como se ve, «base nitrada» es exactamente la misma expresión utilizada por la Guardia Civil, y es compatible con Goma 2 ECO.

Otra coincidencia

La Policía destaca asimismo, como lo hace la Benemérita, el problema de la porosidad de las bolsas donde se han guardado las muestras de los focos: «Han sido embaladas durante estos tres años en bolsas de plástico y, por tanto, también han podido incorporar a su composición sustancias explosivas y no explosivas presentes en el ambiente en el que han estado almacenadas».

Además, recoge toda una serie de los resultados anómalos (hasta seis puntos concretos, que desgrana), que sólo son explicables si se tiene en cuenta su estado de conservación, cómo estaba almacenada y posibles contaminaciones.
A diferencia de la Guardia Civil, que no hace mención a ello, la Policía sí da mucho valor a los primeros análisis sobre las muestras de los focos de las explosiones, en los que no se detectó ni DNT ni nitroglicerina. Y lo hace porque se hicieron «sobre las muestras adecuadas (muestras intactas no tratadas con anterioridad y recién tomadas) y en el momento adecuado (en un periodo de tiempo corto tras su toma)».
Finalmente, la Policía (páginas 219 y 220) justifica la aparición o no de sustancias por la «contaminación ambiental», a la que no cita expresamente la Guardia Civil aunque sí se refiere a ello reiteradamente.





Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U, Madrid, 2007.
Resolución óptima de visualización: 1024x768. Optimizado para Internet Explorer, Mozilla Firefox y Netscape.