EFE  Emilio Aragón y destacados líderes políticos brindaron ayer por la nueva cadena

La Sexta anuncia la compra del Mundial y revenderá partidos a Sogecable

Actualizado:

F. Á.

MADRID. El acuerdo estaba cantado. La Sexta anunció ayer, coincidiendo con el comienzo de sus emisiones, la compra de los derechos del Mundial de Fútbol de Alemania, tanto en abierto como en codificado, después de que la FIFA diera el visto bueno a la compraventa. En una segunda fase, tal y como ya adelantó ABC, está prevista la reventa de determinados partidos a Sogecable, que ve en esta atractiva competición una singular oportunidad para captar nuevos abonados a la plataforma Digital +.

«Al Mundial con la Sexta» es el lema de la campaña publicitaria que ayer comenzó a ofrecer la emisora presidida por Emilio Aragón, que cerró la compra del torneo con Telefónica Contenidos por unos 95 millones de euros, de los cuales 85 son en efectivo y con aval bancario y el resto en publicidad en favor de la compañía que preside César Alierta, según fuentes conocedoras de la negociación.

Uno de los aspectos más controvertidos de la operación de compraventa es la cobertura de los partidos catalogados de interés general -inaugural, los de la selección española y la final-, ya que la Ley del Fútbol establece que estos encuentros deberán emitirse en abierto y a través de un operador con cobertura en toda España. La Sexta nace con una limitación técnica de frecuencias que le impedirá llegar a más del 70 por ciento de los hogares españoles. Desde la cadena se ha insistido en los últimos días en que esta situación se solventará completando la señal mediante la tecnología digital terrestre. Este sistema, sin embargo, no está suficientemente extendido en España y, en todo caso, requiere la compra de un receptor de TDT y la reorientación de la antena colectiva o individual.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, fue ayer el encargado de activar, pasadas las 12.30 horas y desde los estudios de Esplugues de Llobregat (Barcelona), la palanca que ha dado paso a las primeras emisiones de la Sexta, que tiene en la capital catalana su sede social y su centro emisor y de continuidad. Al acto oficial asistieron también el ministro de Industria, José Montilla; el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda; el conseller primer de la Generalitat, Josep Bargalló, y el de Relaciones Institucionales, Joan Saura, entre otros. Todos brindaron con cava por el futuro de la cadena.

Durante la presentación, Moraleda destacó que la consecución de los derechos para emitir el Mundial beneficiará a la cadena, ya que le garantizará su implantación en la sociedad española dado que este deporte es «un entretenimiento de primer orden».

«Obsesionados por lo mejor»

La Sexta está participada por la cadena mexicana Televisa (40 por ciento) y el Grupo Audiovisual de Medios de Producción (60 por ciento), consorcio español integrado por las productoras Grupo Árbol-Globomedia (40 por ciento), Mediapro (38 por ciento), Drive (10), El Terrat (7) y Bainet (5 por ciento).

En el acto de inauguración de las emisiones, Emilio Aragón aseguró, utilizando la metáfora de la cocina, que la Sexta «quiere ser capaz de alimentar con la imaginación contando con los mejores chefs» y aunando a diferentes productoras que aportan sabores diferentes, y que están «obsesionados» por conseguir los mejores productos y por «hacer bien las cosas».