El éxito aislado de una fórmula inédita

Actualizado:

Un par de productores de Globomedia, devotos a las comedias de situación norteamericanas, lograron convencer un buen día a los directivos de Telecinco para exportar ese género a las pantallas españolas. Esa jornada se construyeron las bases de la primera (y casi única) «sitcom» (comedia grabada con público en directo) que se ha producido en nuestro país. «En realidad apostamos por una variación de las americanas: pasamos de los 22 minutos originales a los 45 minutos típicamente españoles y, sobre todo, adaptamos los contenidos al humor local. Duante estos años, hemos ido evolucionando al mismo ritmo que lo hacían las comedias de situación norteamericanas», explica David Sánchez, productor ejecutivo de «7 vidas».

La fórmula cuajó, pero convirtió su éxito en inédito al desterrar de las mentes de los programadores cualquier intento por clonar este formato en distintos tipos de series.

De hecho, la secuela más notoria sería «Casi perfectos», serie protagonizada por Emilio Aragón que tras pasar una primera temporada ante el veredicto del público en el plató, decidió volver a los cauces ordinarios de grabación. Semanas después, Telecinco retiró esta serie de Globomedia de su programación.

«No sé si hemos hecho historia o no, yo no voy a ser quien lo diga. Aunque reconozco que me encantaría que, dentro de unos años, nos recuerden como hoy añoramos a series como «Cheers»», presume Sánchez.