La verdad sobre Don Carlos, el hijo perturbado de Felipe II

El heredero de la Monarquía Hispánica falleció con apenas 23 años tras un historial de malaria, endogamia y una trepanación con secuelas fatales

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A pesar de los intentos de su padre, Felipe II, por integrarle en la corte y dotarle de responsabilidades, la vida de Don Carlos estuvo marcada por la desgracia y la mala salud física y mental. Huérfano de madre fue criado por tías y desarrolló una obsesión por los Países Bajos y el papel de España que le llevó a levantarse contra su propio padre; hecho que motivó su leyenda como mártir en defensa de los intereses de Flandes. Nada más lejos de la realidad.