La trágica muerte de Chiappino Vitelli

De un periodo de reposo, el italiano regresó pasado de peso e intentó aliviarse ingiriendo mucho vinagre para reducir kilos

Actualizado:

Chiappino Vitelli fue uno de los oficiales que acompañó al III Duque de Alba, al frente del ejército mejor adiestrado de Europa a aplastar la rebelión de Flandes. Vitelli, maestre de campo general de los tercios, no tardó en ganarse la admiración de los soldados de élite que formaban el ejército. Sus primeros años como militar se desarrollaron lejos de la influencia española. Pertenecía a una de las familias más poderosas de Umbría, una región en el centro de Italia. Su vida cambió con la irrupción de España y Francia en el fragmentado mapa político de la península itálica. Bajo el ala de los Médicis, juntó esfuerzos a las tropas de Carlos I de España y V de Alemania para destruir la nueva República de Montalcino, apoyada por Francia, en 1555. Esta alianza le permitió participar en distintas operaciones en el Mediterráneo bajo bandera hispánica. Fue durante 55 años la principal causa de que el Imperio español pudiera sostener una guerra a 1.500 km de su corte con un ejército que llegó a sobrepasar los 80.000 soldados.

Tras su estancia fuera de Flandes y su periodo de reposo, regresó con una visible obesidad, de la que intentó aliviarse ingiriendo mucho vinagre para reducir kilos. Aquella tendencia a la gordura y su progresivo deterioro físico fueron claves en las causas de su muerte, en febrero de 1576, cuando participaba en la toma de Zierikzee.