El pelotari vasco que aún es recordado como un héroe de la Segunda Guerra Mundial

Víctor Urria, en una de sus primeras acciones durante la batalla de Francia, en 1940, dejó fuera de combate a siete en un solo día

Actualizado:

En la División Azul, por ejemplo, se estima que lucharon alrededor de mil vascos, entre voluntarios y alistados forzosos por el recién instaurado régimen franquista. Mientras que en los buques de guerra estadounidenses sirvieron cerca de 800 cocineros del País Vasco. Pero sobre todos ellos destacaba uno: un pelotari de la pequeña localidad de Basusarri, hoy desconocido para muchos historiadores, que fue elogiado por el primer ministro británico, Winston Churchill, por su capacidad para derribar tanques nazis con granadas que lanzaba con sus propias manos. Su nombre: Víctor Iturria.