El «monstruoso» regalo de valor incalculable que Hitler hizo a Franco en 1940

El Führer envió al Caudillo un Mercedes 540 G4 W131, una curiosa limusina todoterreno de valor incalculable que permanece en poder de Patrimonio Nacional en perfecto estado

Actualizado:

El Mercedes 540 G4 W131 es, sin duda, del coche más raro en poder de Patrimonio Nacional. Se trata de un regalo personal del Führer Adolf Hitler a Francisco Franco, entregado en el Palacio Real el 24 de enero de 1940. Es una curiosa limusina todo terreno de tres ejes y seis enormes ruedas, con un motor de 8 cilindros en línea de 115CV. Un propulsor quizás poco potente para semejante bestia, ya que apenas permite mover sus 3.550 kg de peso a una velocidad máxima de 67 kilómetros por hora.