El ingenio secreto que maravilló a Churchill

En agosto de 1943 el primer ministro británico participó en una reunión en la que se trataron temas clave para el devenir de la II Guerra Mundial

MadridActualizado:

Agosto de 1943. En Quebec se celebra una reunión secreta en la que se dirimen temas de vital importancia, como el lugar en el que desembarcará la flota aliada en Europa.

Al encuentro acude el primer ministro británico Winston Churchill. Los detalles de dicha reunión han trascendido más de siete décadas después. Han sido revelados gracias a una carta escrita por el propio Churchill. Entre otras cosas, habla de un curioso experimento: un material a base de agua salada congelada y serrín que resistiría el impacto de las balas.

Lea en qué consistía este ingenio en ABC Historia.