La fragata, el hito del Imperio Español que sorprendió a ingleses y holandeses

Durante la Guerra de los Ochenta Años se puso de manifiesto una de las mayores debilidades del Imperio Español: sus naves noe staban preparadas para las costas del norte de Europa

MadridActualizado:

Durante la Guerra de los Ochenta Años se puso de manifiesto una de las mayores debilidades del Imperio Español. Ni la flota ni los puertos estaban adaptados a las características de las costas del norte de Europa. La flota rebelde, mayor en número y calidad, desarboló a la escuadra española al primer envite.

Sin embargo, el Imperio español encontró una solución: crear un barco adecuado para esas aguas. La fragata, un buque de combate que aunaba la potencia artillera de las naos y la ligereza de las galeras.

La Armada de Flandes se concibió como una fuerza corsaria para deteriorar la economía del enemigo. El hito tecnológico sorprendió en fuera de juega a ingleses y holandeses.