El primer anuncio de rebajas de enero de Sederías Carretas el 2 de enero de 1940 en ABC
El primer anuncio de rebajas de enero de Sederías Carretas el 2 de enero de 1940 en ABC - ABC

Así conocimos los españoles las rebajas de enero

Sederías Carretas inauguró su gran «Venta post-balance» el 2 de enero de 1940, antes de Reyes

«Las rebajas no fueron un invento de Galerías ni de El Corte Inglés, pero las convirtieron en un fenómeno social», explica Javier Cuartas

MADRIDActualizado:

«Practicado nuestro balance anual, inauguramos hoy una gran venta extraordinaria -venta «post-balance»- que consideramos del mayor interés para usted en los actuales momentos. Le agradecemos nos honre con su visita». Así anunciaba Sederías Carretas el 2 de enero de 1940 en ABC sus primeras rebajas de enero, que con los años se convertirían en el fenómeno social que hoy conocemos. Según el Observatorio Cetelem, los españoles gastarán en esta campaña de enero 241 euros de media (unas 40.000 antiguas pesetas), un dinero inimaginable en aquella España de la posguerra en la que el metro de paño para un abrigo costaba unas 100 pesetas.

Galerías Preciados fue inaugurada a primeros de abril de 1943
Galerías Preciados fue inaugurada a primeros de abril de 1943- ABC

Hacía menos de un año que había terminado la Guerra Civil y los españoles, que atravesaban graves dificultades económicas, recibieron con interés la iniciativa de Pepín Fernández, el empresario asturiano que en 1934 había abierto en Madrid este comercio antecesor de Galerías Preciados donde se vendían mantelerías, ropa de cama y telas para que sastres y modistas confeccionaran las prendas.

Javier Cuartas llegó a entrevistar a algunos de los empleados de Sederías Carretas de aquellos años para su «Biografía de El Corte Inglés». «José Ramón Álvarez, un directivo de aquel entonces, me aseguró que fue un éxito desde el principio», señala argumentando cómo «si hoy se valoran las rebajas, imágínate entonces, con las penurias de los años 40».

Aquella campaña de descuentos de enero se inició antes de Reyes. «No dependía tanto del regalo, del obsequio, era una venta para ligerar todo lo que no se había vendido durante el ejercicio. El balance se realizaba en diciembre, de ahí que Pepín Fernández la bautizara como "venta post-balance", para sugerir que lo rebajado no era de peor calidad», explica Cuartas.

El periodista asturiano recuerda que aunque en aquellos años de economía de subsistencia la moda apenas cambiaba de un año a otro, los comercios no tenían capacidad de almacenamiento para guardar la mercancía. «Aumentar la superficie de almacén para mantener lo del año anterior supone un gasto que no trae a cuenta. Es mejor vender renunciando a margen, sin ganancia, o incluso en algunos casos a pérdida. Ese es el origen fundacional de las rebajas», señala. Tanto Pepín Fernández, como César Rodríguez, fundador de El Corte Inglés y su primer presidente, habían conocido estas prácticas durante sus años en los almacenes El Encanto, en Cuba. «Vieron que podía ser un incentivo en sí mismo para la venta, que se podía excitar la demanda bajando los precios y ampliaban su cuota de mercado, accediendo a más público. Se ganaba menos, pero aumentaban el número de operaciones. Era algo que solo se podía hacer un par de veces al año, claro. Lo habían visto en Cuba», continúa Cuartas.

Anuncio de 1950
Anuncio de 1950- ABC

Sederías Carretas y posteriormente Galerías Preciados mantuvieron durante años el reclamo de «Venta "post-balance"» para esta campaña especial. «Cuando reaccionó El Corte Inglés algún tiempo después, empezó a utilizar la expresión "rebajas", que ya existía en España», cuenta este experto en el nacimiento de estos grandes almacenes. Del día 2, pasaron a inaugurarse el 7 de enero y en esta fecha se reguló su inicio hasta que en 2012 se liberalizaron los períodos en los que los comerciantes pueden reducir sus precios.

«Las rebajas no fueron un invento de Galerías ni de El Corte Inglés, pero las convirtieron en un fenómeno social», destaca.

Nunca antes se habían visto las colas de gente en la calle Preciados esperando a las puertas de estos grandes almacenes. De aquel primer enero de 1940 no hay imágenes, aunque Sederías se felicitaba a los ocho días de comenzar la campaña de que contaba «con la más extraordinaria acogida». El 12 de enero hacía un guiño en su anuncio a «las señoras» porque «saben apreciar -del modo sutil y certero que les es propio- las ventajas» de los descuentos que ofrecía y «por eso llenan la tienda todos los días».

Cuartas cree que con el tono y la elegancia de aquellos anuncios de Sederías Carretas, «Pepín Fernández consiguió colocar el mensaje entre la burguesía y la escasa clase media de entonces». Del éxito de sus primeras rebajas hay un dato fehaciente, a juicio del autor de la «Biografía de El Corte Inglés». «Pepín puso en marcha de inmediato el día de los Enamorados, el día de la madre... Descubre que hacer cosas excepcionales invita al consumo y todo ello tenía su base en las rebajas».