El «combate» aéreo entre un piloto de caza y un misterioso ovni

La USAF: Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. Dedicó veinte años de su existencia a una misión tan infructuosa como extravagante, la «investigación UFO».

Actualizado:

La USAF: Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. Dedicó veinte años de su existencia a una misión tan infructuosa como extravagante, la «investigación UFO», Unidentified Flying Object, viene a designar lo que conocemos como ovnis.

Uno de los clásicos entre los avistamientos de platillos volantes fue el caso «Gorman Dogfight».

Corrían las 9 pm de una despejada noche otoñal de 1948. George F. Gorman, un aviador norteamericano, se disponía a aterrizar su Mustang P-51 en el aeropuerto Héctor de Fargo cuando percibió una luz pasando a la derecha de su aeronave. Según Gorman, en ese momento comenzaron 27 frenéticos minutos de «combate» en el aire. El elemento misterioso se volvió contra él y hasta en dos ocasiones la colisión pareció inevitable. Fue entonces cuando se elevó de forma cuasi recta siendo su cazabombardero incapaz de interceptarlo, y el presunto ovni nunca más volvió a ser visto.