El almirante Cervera

Pascual Cervera y Topete luchó y sobrevivió a la guerra hispano-estadounidense

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Pascual Cervera y Topete nació el 18 de febrero de 1839 en Medina Sidonia, Cádiz. Ingresó en el colegio naval a los 13 años y fue ascendido a Guardiamarina tres años después.

Fue enviado a Filipinas durante los asaltos a los fuertes de la Cotta y de Pagalugan. Allí fue ascendido a teniente de navío por méritos de guerra. En 1879 fue designado comandante militar de la marina de Cartagena. También ejerció de ministro entre 1892 y 1893.

El 25 de enero de 1898 se produjo el hundimiento del Maine, dando inicio a la guerra entre España y Estados Unidos. Cervera fue enviado a las Américas para proteger Puerto Rico. El 3 de junio se enfrentó a la flota de Sampson, aun sabiendo que su derrota era segura. Intentó atraer el fuego sobre su buque para permitir escapar al resto de su flota. Pese a su valentía, el almirante generó odio entre los políticos españoles.

Al finalizar la guerra, fue hecho prisionero por Estados Unidos. A su regreso a España con el resto de prisioneros, le preguntaron si lo había perdido todo. El almirante respondió entonces con una de sus frases más célebres: «Así es. Todo menos el honor»

Cervera falleció el 3 de abril de 1909, tras haber ocupado varios cargos importantes.