Cultura

Cultura

Hemeroteca > 31/10/2004 > 

Un manuscrito de 1588 revela datos inéditos sobre la Armada Invencible

El relato partió del norte de Escocia, llegó a Sevilla y allí se transcribió. Cuatro siglos después, ¿es el primer «book-crossing»?

Actualizado 31/10/2004 - 02:27:24

MADRID. «Relación de lo susedido a la arma/da de su magestad desde los veinte/ y dos de julio hasta veinte y uno de/ Agosto del año de mill y quinientos/ y ochenta y ocho de la qual fue por/ general don Alonso pérez de guz/mán duque de medinasidonia». Reposaba en una librería de viejo hasta que hace tres años Luis Crespí de Valldaura fijó su pasión en él y lo desempolvó. Lo transcribió y lo cotejó con los estudios publicados por el mayor especialista en la Armada Invencible, Geoffrey Parker, y con las fuentes directas: los textos de Medina Sidonia. Se trata de la «Relación de la Gran Armada», manuscrito original de 12 folios, fechado en Sevilla en otoño de 1588, que se presentará en el Salón del Libro Antiguo. Según Luis Crespí, «es una relación desconocida a todos los bibliógrafos, con muchos datos desconocidos sobre esta desgraciada gesta». El duque de Medina Sidonia decidió mandar un barco, el 19 de agosto de 1588, en un punto situado en el golfo entre Noruega y las islas de Escocia, a 61 grados de altura para informar al Rey del paisaje después de la batalla. Es el único barco correo que llegará a España tras el desastre y en él viaja una carta del piloto Guillermo Estucley, rescatado por el duque...

El manuscrito cuenta cómo en julio de 1588 la Invencible descubre al enemigo que la haría vencible: «A los treinta y uno a el amaneçer pareció/ el armada del enemigo por la parte de/ la mar con el viento en su fabor con has/ta sesenta navíos en ala y la nuestra es/tava repartida en tres cuerpos la avangua/rdia llevava don Alonso de leiva la/ batalla la capina la rretaguardia la/ almiranta». Y revela el rescate de Estucley por el duque, que reproducimos íntegro: «Don pedro de valdés embistió la nave san/ta cathalina y rompió el bauprés y el made/ro y cayó a la mar y se le rompió la vela del/ trinquete y biendo el daño viró y se metió/ en medio de la armada y amaynó para/ repararse y abisó al duque que se andu/biese barlobenteando mientras se sepa/rava y en este punto se començó a em/brabeçer la mar y con la manta rrindió/ el árbol del trinquete y cayó sobre el árbol/ y entena mayor ya estaba sin belas sino/ las meçanas que con ellas no se puede na/begar soltó más de ocho pieças sin bela/ que es señal de pedir socorro y visto que/ no se le daban embió a don guillermo / estucley en una chalupa a el duque pa/ra decirle a boca la neçesidad en que es/tavan y él y un frayle dominico y el/ contramaestre de la nave que entró a/ governar la chalupa por mandado de/ don pedro y seis marineros y con grande/ trabajo y riesgo llegaron a el duque/ y los embió con mandato para que una// galeaça que estava más çerca de la nao de/ don pedro lo socorriese y con gran riesgo lle/gó don guillermo çerca de la galeaça dan/do voçes y haciéndole rrequerimientos/ mas no fue al socorro la galeaça y ansi/ se entiende se perdió la nao de don pe/dro o la tomaron los enemigos porque/ aquella noche se tiraron más de doçe/ pieças y la nao no tiró alguno yban en/ esta nao çinquenta mill ducados del/ rey y doçe cofres de la rrecámara del/ duque. Pasó don guillermo aquella/ noche grandíssimo trabajo y estubo/ casi perdido y fue dios servido que a/ la mañana los pudiese recoger el du/que en su galeón esto diçe el mismo don/ guillermo por una carta su fecha en diez y nueve de agosto en el golfo en/tre nuruega y las islas de escoçia a sesenta y un grados de altura.»
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.