Nacional

null

Hemeroteca > 31/08/2007 > 

Rosa Díez abandona el PSOE porque Zapatero «traiciona las ideas del partido»

Rosa Díez anunció ayer que abandona el PSOE y renuncia a su acta de eurodiputada y que centrará sus esfuerzos en la creación del nuevo partido político auspiciado por la plataforma «Basta Ya», tal y

Actualizado 31/08/2007 - 10:58:01
Rosa Díez anunció ayer que abandona el PSOE y renuncia a su acta de eurodiputada y que centrará sus esfuerzos en la creación del nuevo partido político auspiciado por la plataforma «Basta Ya», tal y como adelantó ABC el pasado miércoles.
El argumento que ofreció Díez para explicar su marcha es que se ha dado cuenta de que «ha dejado de ser útil» defender desde dentro sus ideas, que son, según ella, «las tradicionales del partido», por las que se afilió hace más de treinta años, y también las de su último programa electoral. Ahora, pretende seguir defendiéndolas «con más libertad y más eficacia desde la perspectiva de los ciudadanos», es decir, en el seno del partido en ciernes.
Para la ya ex dirigente socialista, esa «traición» a los valores del socialismo -«libertad, igualdad y progreso», glosó- ha venido de la mano del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuyo modelo de Estado y cuya política antiterrorista no son compartidos por ella. Díez, que ha centrado su trayectoria política en la lucha por la libertad en el País Vasco frente al terrorismo etarra, censuró desde un primer momento el «proceso de paz» y defendió la apuesta por la derrota de la banda (mediante el pacto antiterrorista y ley de partidos). Y en cuanto al modelo de Estado, Rosa Díez no pudo ser más clara en su crítica al presidente del Gobierno: «Uno de los errores de estos tres años es que el Gobierno de Zapatero ha pactado un diseño con unos partidos que no creen en el Estado constitucional español».
Críticas al fondo y a las formas
Pero además del fondo, lo que menos comparte Díez con el Ejecutivo son las formas, ya que acusó al jefe del Ejecutivo de mentir a los ciudadanos y de no explicarles en modo alguno su viraje ideológico. «He defendido en esas dos cuestiones exactamente lo que en el programa electoral del partido, no sólo porque lo ponga, sino porque creo en ello (...). Si hubiera llegado a la conclusión de que había que hacer otra política, hubiese salido ante la opinión pública a explicar el cambio. Lo que no hubiera hecho es practicar una política y decir lo contrario, no simularía que cumplo el programa electoral haciendo justamente lo contrario», afirmó.
Ésas y otras políticas del Gobierno han sido, por tanto, las causas de que Díez tuviera que elegir entre cumplir con la disciplina del partido o ser coherente con el compromiso adquirido con la ciudadanía que la votó en las últimas elecciones, según explicó. Ante ese dilema, «los ciudadanos son lo primero». Por todo ello, el martes Díez comunicó por carta certificada a Zapatero -como secretario general del PSOE-, a la Junta Electoral Central y al presidente del Parlamento Europeo su decisión de abandonar el partido y el escaño.
Ciudadanos y el nuevo partido
En línea con el que al parecer será uno de los ejes fundamentales del nuevo partido, Díez empleó en numerosas ocasiones el término «ciudadanos». Lo utilizó por primera vez al explicar su marcha. Lo volvió a usar cuando esgrimió lo que para ella es un partido político: «Un instrumento al servicio de los ciudadanos y no propiedad de sus dirigentes, ni siquiera de sus afiliados». «Sin los votantes -aseguró-, los partidos no serían nada. Son los ciudadanos los que convierten a esos candidatos en cargos públicos. Por tanto, los cargos públicos se deben a los ciudadanos». Y lo utilizó nuevamente cuando le preguntaron por su opinión sobre a quién intentará «robar» más votos la formación que ella liderará casi con toda seguridad: «Algunos tienen un sentido patrimonialista del sufragio. Un partido no nace para disputar el voto a otros partidos. Nace para hacer una oferta política a los ciudadanos que no está cubierta».
Respecto a la génesis del citado partido que prepara la «Plataforma Pro» -cuyos miembros provienen en su mayoría de «Basta Ya»-, Díez confirmó que la presentación está prevista para el día 29 de septiembre en un gran acto público en Madrid y señaló que es estéril mantener un debate previo sobre si tendrá sitio o no en el espectro político. «Ya dirá la gente si hay sitio o no, si tiene ganas de ir a votar y de dejar de votar por descarte», sentenció la ex dirigente socialista.
Revisión del modelo de Estado
En cuanto a las líneas maestras de la naciente formación, Díez insistió una y otra vez en que, como aún no está constituida, no se puede adelantar nada, aunque apuntó, al dar su opinión personal, que una de las intenciones es revisar el modelo de Estado -reforma constitucional incluida- para que se garantice «más libertad y más igualdad» a todos los españoles, «vivan donde vivan», desde «un partido inequívocamente nacional, sin hipotecas ni complejos».
Es evidente, por lo tanto, que reducir el poder de los partidos nacionalistas y situarse en el centro serán dos señas de identidad de una organización cuya presunta fusión con «Ciudadanos de Cataluña» sigue en el aire. De momento, más de 2.000 personas en toda España de diversa procedencia ideológica trabajan en diversas iniciativas para que el partido llegue lo más preparado posible a las próximas elecciones generales.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.