Madrid

null

Hemeroteca > 31/08/2006 > 

La reforma de la M-30 en el noroeste termina dos meses antes de los previsto

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, volvió ayer a recorrer parte de la M-30. En esta ocasión le tocó el turno a la zona noroeste donde, con dos meses de antelación sobre la fecha prevista

Actualizado 31/08/2006 - 09:21:58
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, volvió ayer a recorrer parte de la M-30. En esta ocasión le tocó el turno a la zona noroeste donde, con dos meses de antelación sobre la fecha prevista, se han terminado los trabajos de remodelación a lo largo de 5 kilómetros y se han cubierto 200 metros de vía para reducir la contaminación acústica. «Se beneficiarán -dijo el alcalde- unos 80.000 conductores diariamente».
Se ha terminado así la actuación número 36 de las 71 previstas para esta legislatura, según informó la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, que acompañó al alcalde en la inauguración y que aseguró que otras 28 están en ejecución y siete permanecen a la espera.
Mayor fluidez
Las obras, cuyo objetivo era conseguir una mayor fluidez y una mayor integración de la vía en la ciudad, han consistido básicamente en ampliar un carril por sentido el tramo entre la glorieta de Mariano Salvador y la carretera de El Pardo. De esta forma se han unificado las calzadas centrales de la M-30 que ahora cuenta en todo su trazado con un mínimo de 3 carriles para evitar los cuellos de botella.
Al mismo tiempo, se han creado dos vías de servicio (antes sólo existía una con dos direcciones) entre las glorietas de Mariano Salvador Maella y Francisco Bayeu y Subías. Además se ha adecuado la vía de servicio sur para facilitar la entrada y la salida hacia los barrios de Peñagrande, El Pilar y Valdezarza, donde residen 130.000 vecinos. Pese a ello, algunos vecinos del primer barrio expresaron su protesta por considerar que la obra les ha dejado aislados, puesto que han perdido uno de los accesos.
La actuación inaugurada ayer también incluía, junto a la mejora de conexiones con la M-40 y la carretera de El Pardo, un nuevo enlace con la avenida de Los Pinos, a la altura de la glorieta de Nueva Zelanda. Servirá para facilitar la llegada del subterráneo de Sor Ángela de la Cruz, actualmente en construcción, y que, según afirmó el alcalde, «beneficiará a más de 55.000 conductores».
Apoyo vecinal
Pese al conjunto de las obras, Alberto Ruiz-Gallardón hizo especial hincapié en el apoyo recibido por parte de los vecinos. «La prueba -dijo- es que se han aceptado el 91,5 por ciento de las sugerencias realizadas. Entre ellas, la creación de un falso túnel mediante una cubierta ligera, a la altura de Doctor Ramón Castroviejo, que cubre la calzadas a lo largo de 200 metros, reduciendo la contaminación acústica e integrando aún más el viario».
Además, también se han instalado dos pasarelas peatonales para superar el efecto frontera que crea la M-30 en la zona con la instalación de 4.185 metros cuadrados de pantallas acústicas y 6.535 de revestimientos fonoabsorbentes en los muros laterales. «En total -dijo Ruiz-Gallardón- estas obras tenían un presupuesto de 36,5 millones de euros a los que se han sumado 6,1 millones destinados a satisfacer las iniciativas vecinales».

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.