Nacional

null

Hemeroteca > 31/03/2007 > 

El Metro sitúa la estación de Chamartín a 25 minutos del centro de Madrid

MIGUEL OLIVERMADRID. Más de 35.000 metros cuadrados subterráneos y otros 12.000 metros en superficie, distribuidos en cuatro plantas. Esperanza Aguirre inauguró ayer la macroestación de Chamartín, la

Actualizado 31/03/2007 - 03:11:29
MIGUEL OLIVER
MADRID. Más de 35.000 metros cuadrados subterráneos y otros 12.000 metros en superficie, distribuidos en cuatro plantas. Esperanza Aguirre inauguró ayer la macroestación de Chamartín, la más grande construida hasta ahora en la región. La infraestructura, en la que se ha invertido 188 millones de euros, permite conectar las líneas 1 y 10 de Metro con Renfe y Cercanías. Además, acoge la prolongación de la línea 1 del suburbano hasta Chamartín, cuando antes concluía en Plaza de Castilla.
Los cálculos regionales apuntan que unos 60.000 madrileños utilizarán a diario dichas instalaciones. La «nueva puerta del norte de Madrid», como así la calificó ayer la presidenta regional a la nueva línea 1, permitirá a los usuarios conectar con el centro de la ciudad en 25 minutos «en un sólo viaje y sin hacer trasbordos», recordó.
Pero la prolongación de este servicio no quedará ahí. Ya que, como apuntó ayer Aguirre, está previsto que «en las próximas semanas» entre en servicio el resto de la ampliación de la línea 1 hasta el nuevo intercambiador de Pinar de Chamartín, donde también conectará con la también ampliada línea 4 y con el metro ligero a los PAU del norte. La oferta de transporte público, además, se verá reforzada con la inminente entrada en funcionamiento del intercambiador de Plaza de Castilla.
A 30 metros de profundidad
La macroestación de Chamartín, que tiene una profundidad total de 30 metros, está estructurada en cuatro plantas. La primera (que acoge la conexión con Renfe, Cercanías, así como las líneas de largo recorrido) y la tercera harán las funciones de vestíbulo y zona de intercambio, respectivamente. La segunda planta acogerá la actual línea 10 de Metro, así como la futura e hipotética prolongación de esta línea hacia los nuevos desarrollos que surjan de la Operación Chamartín. La línea 1 del suburbano, por último, se alcanzará a través de la cuarta planta, donde también se han habilitado unas vías para la futura línea 11 circular de Metro, también bautizada como la «M-40» del suburbano.
En su visita a la nueva macroestación, Esperanza Aguirre apuntó que su construcción había sido «uno de los retos de mayor complejidad técnica del actual Plan de Ampliación del Metro». Para ello ha sido necesario demoler la antigua estación y los cañones del subterráneo, así como construir un ramal de 760 metros para desviar los trenes. «Y como los nuevos túneles pasan por debajo de varias viviendas -apuntó la dirigente regional-, hemos tenido que prescindir de las tuneladoras y hacer la obra a pico y pala».
La presidenta regional estuvo acompañada durante la inauguración por la consejera de Infraestructuras y Transportes, Elvira Rodríguez, y por el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo.
Catarata virtual
Esta gran infraestructura se ha decorado con una ornamentación especial. Así, el nuevo intercambiador de Chamartín cuenta con un gran mural que reproduce el efecto de una catarata en el muro curvo que hay sobre las vías de la línea 1 de Metro.
El panel, de grandes dimensiones (22 metros de alto por 40 metros de largo) está realizado en una lona retroiluminada con luz fluorescente por la parte trasera que simula la caída del agua con los efectos de la luz. Los autores han sido Vicente Patón y Alberto Tellería, que han dado a su obra el título de «Iguazú».
Con la mejora y ampliación de la red de Metro, a finales de mayo serán 3,5 millones los ciudadanos que utilizarán este medio de transporte para sus desplazamientos. Lo que supone un millón más de viajeros con respecto a la actualidad.
Con la inauguración de la nueva estación de Chamartín, el Metro de Madrid tiene ya 245 kilómetros y 248 estaciones. Y se sumarán en breve otras nuevas inauguraciones como la de Pinar de Chamartín, Metronorte, los metros ligeros a Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo o a Boadilla y Pozuelo, así como el Metro a Coslada y San Fernando de Henares o al distrito de Villaverde. En total serán 90 nuevos kilómetros y 80 estaciones más en los que el Gobierno regional ha invertido más de 4.600 millones de euros.
Cuatro intercambiadores
Pese a ser el intercambiador más grande, no será el único nuevo. En Moncloa se está ampliando el existente, con un presupuesto de 97 millones, hasta mayo de este año. El de Príncipe Pío, con 55 millones de inversión, empezó a construirse en agosto de 2005 y cuenta con un plazo de ejecución de 15 meses. Está previsto, por último, que las obras del de Plaza de Castilla concluyan a finales de este año. Lo mismo que el de Plaza Elíptica que se abrirá en las próximas semanas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.