Valencia

null

Hemeroteca > 31/03/2006 > 

El «Tirant lo Blanch» de Aranda se lanza desde Valencia a la conquista del mercado internacional

La coproducción hispano-británica, que se estrenará en toda España el próximo 7 de abril, iniciará su proyección internacional el 22 de mayo en el Festival de Cannes

Actualizado 31/03/2006 - 03:52:02

MARTA MOREIRA

VALENCIA. El Palau de les Arts de Valencia sirvió ayer en «bandeja de plata» el estreno mundial de «Tirant lo Blanch» en una sonada ceremonia, presidida por Francisco Camps, a la que asistió la práctica totalidad del reparto internacional, encabezado por el actor británico Caspar Zafer («La mujer del mosquetero»), Esther Nubiola, Leonor Watling, Ingrid Rubio, Charlie Cox, Victoria Abril, Giancarlo Giannini, Rafael Amargo y Jane Asher. Más de 1.500 invitados inauguraron la Sala Auditorio del coliseo de Calatrava; entre ellos Mikel Erentxun, Carlos Bardem y Santiago Segura.

En la difícil pero necesaria constricción de la voluminosa novela de Joanot Martorell a los parámetros del celuloide, Vicente Aranda se centra en las aventuras del valeroso Tirant lo Blanch al servicio del emperador de Bizancio, cuando éste le encomienda defender el Imperio (y la fe cristiana) del asedio de los turcos. La intrahistoria de los amores y las intrigas palatinas es sin embargo donde desarrolla la trama el realizador catalán, que se mantiene fiel en todo momento, no tanto al texto original como al espíritu humanista de Martorell. Destaca la elegante ambientación bizantina y el vestuario de la oscarizada Yvonne Blake, en contraste con las escenas bélicas, escasas y menos cuidadas.

Mucha sensualidad

No sin cierta visión comercial, Aranda escoge la parte más divertida y popular de la novela original. También la más picante. En un mundo en guerra como el que describe la novela, el arma más poderosa es la virginidad de la joven y candorosa princesa Carmesina, a cuya belleza se rinde Tirant inmediatamente, afectado como está de una «epilepsia emocional» que le provoca desmayos a quien en el campo de batalla nunca le tiembla la espada. Siempre con la guerra como telón de fondo, la consumación carnal de Tirant se convierte en un asunto de «Estado», ya que es la única manera de que un hombre del pueblo como él se convierta en Emperador de Bizancio cuando muera el padre de Carmesina. Al mismo tiempo, la resistencia de la princesa y los miramientos moralizantes en la Corte no son sino una broma para el espectador, que comprueba de inmediato que los desmanes sexuales llegan hasta los aposentos de la Emperatriz.

Vicente Aranda, «casi sin darme cuenta», hace suya la novela medieval, alojando marchamos inconfundibles como el gusto por el erotismo, la exaltación del carácter femenino y los giros lúdicos. El director se permite incluso encastrar en la cinta un descarado guiño a una de las escenas más populares de «El lute». Unas características que en muchos casos casan con el estilo sencillo del escritor, que queda resaltado en la versión en valenciano.

Con un coste de producción de casi quince millones de euros, «Tirant lo Blanch» es uno de los proyectos cinematográficos más ambiciosos del cine español, ávido de éxitos que resuenen a nivel internacional. La Generalitat Valenciana, que finalmente se ha sumado a la financiación del proyecto, ha contribuido con una subvención de 100.000 euros para las productoras Carolina Films (Castellón), DeaPlaneta, Talen Films y Future Films, aparte de la publicidad y promoción del estreno. Radiotelevisión Valenciana ha aportado 150.000 euros por los derechos de emisión de la gala. El productor ejecutivo de la película, Enrique Viciano, se mostró ayer satisfecho con la aportación de la Generalitat, que es sólo una de las muchas instituciones y empresas financiadoras -también lo es la Institución de las Letras Catalanas, de la Generalitat de Cataluña-.
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.