Últimas Noticias

null

Hemeroteca > 30/10/2005 > 

Los militares españoles enviados a Pakistán pasarán la primera noche sin salir del aeropuerto

Actualizado 30/10/2005 - 18:27:04
La avanzadilla del contingente español bajo bandera de la OTAN, tras llegar este domingo a Pakistán, se pasa su primera noche en la terminal del antiguo aeropuerto de Lahore, a la espera de la autorización paquistaní para emprender las tareas de asistencia a los damnificados del terremoto.
Casi diez horas después de que el avión militar aterrizara, los soldados comenzaron a desplegar las mosquiteras en el interior de la terminal para protegerse de los implacables mosquitos y a colocar sus sacos de dormir sobre el polvoriento suelo del edificio. "Esperemos que esto se solucione en las próximas horas", indicaron fuentes militares.
Con todos sus pertrechos, y por indicación de las autoridades militares paquistaníes, los soldados, a su llegada, se instalaron en la terminal, después repartieron las raciones y el agua que traen de España y se dedicaron a esperar sentados o de pie la orden de ponerse en marcha hacia la región de Cachemira.
Para eludir el calor que hacía bajo el techo de uralita de la terminal, dotada de dos baños sin ducha, algunos de los 88 soldados que integran la avanzadilla paseaban por un lateral del edificio, parte de una base de la Fuerza Aérea paquistaní y a veces empleado para congregar a los peregrinos que viajan a la Meca en vuelos organizados.
Poco después de que llegara el avión, el general español de brigada Bautís Otero, jefe del contingente terrestre de las tropas de la OTAN, se trasladó a Islamabad, la capital de país, con otros oficiales de Plana Mayor para preparar el despliegue.
"Mañana a las 09.30 hora local mantendrán una reunión entre el Alto Estado Mayor paquistaní y el Alto Mando de la OTAN para determinar el lugar exacto donde se efectuará el despliegue", dijeron fuentes militares españolas.
El contingente español pasará la noche en una terminal en la que hace mucho calor y sólo dispone de dos baños sin ducha
El avión de la Fuerza Aérea española aterrizó en el aeropuerto de Lahore, la capital de la provincia del Punjab, a las 10.00 hora local (05.00 GMT), aproximadamente con dos horas de retraso sobre el horario previsto.
La zona asolada por el terremoto se encuentra situada a unos 600 kilómetros al noreste de Lahore, en cuyo centro, este domingo, cerca de 500 policías de unidades antidisturbios tomaron posiciones para prevenir manifestaciones de protesta contra el Gobierno paquistaní por la lentitud con la que socorre a los damnificados.
En la región paquistaní de Cachemira, el Ejército de Pakistán tiene desplegados más de 50.000 efectivos y en las tareas de distribución de la ayuda humanitaria participan cerca de cien helicópteros, incluidos doce de las fuerzas estadounidenses, cuatro de las alemanas y otros dos de las británicas.
El general de brigada Otero fue recibido en el antiguo aeropuerto de Lahore por el embajador de España, José María Robles Fraga, y el vicealmirante estadounidense John Sufflebeen, segundo jefe en la cadena de mando del contingente.
El resto de las tropas españolas bajo bandera de la OTAN, un total de 282 efectivos, llegará de forma escalonada a lo largo de la próxima semana y está previsto que el contingente quede completado el 7 de noviembre.
El objetivo del mando de la OTAN era que sus aviones aterrizaran en la base aérea de Chaklala, a las afueras de Islamabad, para ganar tiempo, ya que la distancia con la zona afectada de Cachemira es de unos 180 kilómetros.
La base aérea de Chaklala y el aeropuerto civil de Lahore se encuentran saturados debido al continuo aterrizaje de aviones cargados con ayuda humanitaria para distribuir entre los cerca de 3,3 millones de damnificados, de los que al menos 800.000 viven todavía a la intemperie.
Según los últimos datos oficiales paquistaníes, 55.000 personas perdieron la vida y unas 78.000 resultaron heridas a consecuencia del terremoto ocurrido el pasado 8 de octubre.
De acuerdo con las cartas de intenciones intercambiadas entre la OTAN y el Gobierno de Pakistán, la operación de las tropas de la Alianza Atlántica tendrá una duración de 90 días.
Las tropas españolas están integradas en la Fuerza Terrestre de Reacción Rápida de la OTAN, que España lidera desde julio de este año hasta enero de 2006, y a las que se unirán una compañía italiana de ingenieros y otra polaca.
Los principales cometidos de la Fuerza de Acción Rápida de la OTAN, cuya seguridad será responsabilidad del Ejército paquistaní, serán reparar y abrir las carreteras que permanecen cortadas a causa de los desprendimientos para facilitar la distribución de la ayuda.
También levantarán y prepararán campamentos para las millones de personas de las áreas afectadas que han perdido sus hogares y sobre las que se cierne la amenaza del gélido invierno.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.