Nacional

null

Hemeroteca > 30/05/2002 > 

El alcalde de Ponferrada dimite tras ser condenado por acoso sexual a Nevenka Fernández

Actualizado 30/05/2002 - 20:30:21
Ismael Álvarez condenado con una multa de nueve meses a razón de 24 euros por cada día de condena y una indemnización de 12.000 euros
Ismael Álvarez condenado con una multa de nueve meses a razón de 24 euros por cada día de condena y una indemnización de 12.000 euros
Ismael Alvarez anunció ayer su dimisión como alcalde de Ponferrada y procurador en las Cortes de Castilla y León pocos minutos después de conocer la sentencia en la que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León le condena por acoso sexual. Este Tribunal condenó hoy al alcalde de Ponferrada a una multa de nueve meses a razón de 24 euros por cada día de condena y una indemnización de 12.000 euros.
La sentencia, que ha contado con el voto particular de uno de los magistrados, le absuelve, sin embargo, del delito de lesiones que pedía la acusación particular. El fallo incluye que en caso de impago deberá cumplir un día de arresto por cada dos cuotas no satisfechas. 
El tribunal considera probado que Ismael Álvarez acoso sexualmente a la concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Ponferrada, Nevenka Fernández, que también salió elegida en la lista del Partido Popular, después de que ambos rompiesen la relación sentimental que habían mantenido durante unos meses. La Fiscalía pidió 15 fines de semana de arresto y multa de 6.000 euros, mientras que la acusación particular solicitó durante el juicio por el delito de acoso sexual y por otro de lesiones una multa de 18.000 euros, un año de prisión y la inhabilitación especial por el tiempo de la condena. La defensa, por su parte, pidió la libre absolución.
Además, en su fallo la Sala impone al regidor ponferradino que indemnice a su víctima en la cantidad de 12.000 euros (más de 2 millones de pesetas) y que sufrague la mitad de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular, al tiempo que se le absuelve del delito de lesiones del que había sido acusado por el letrado de Nevenka
Fernández.
La sentencia condenatoria es a la que han llegado los magistrados
José Luis de Pedro Mimbrero, presidente del TSJCYL, y María Luisa
Escalada, puesto que el tercer integrante de la Sala, Antonio
Martínez Villanueva, que tuvo que emitir un ´voto particular´, se
había mostrado partidario de la absolución.
El delito por el que ha sido condenado Alvarez es el relativo a
todo aquel que solicitare favores de naturalez sexual para sí o para
un tercero prevaliéndose de una situación de superioridad laboral,
docente o análoga, con el anuncio expreso o tácito de causar a la
víctima un mal relacionado con las legítimas expectativas que pueda
tener en el ámbito de dicha relación, según se recoge en el Código
Penal.
La vista oral se inició el 29 de abril con el interrogatorio de
Ismael Álvarez, que negó todas las acusaciones e incluso llegó a
decir que analizando minuciosamente la relación sentimental que
mantuvo con la ex concejala de Hacienda, ésta habría sido la
"acosadora", al tiempo que atribuyó la querella a un posible
"despecho o venganza de la joven, a celos amorosos o profesionales
convertidos en auténtica enfermedad. . . la verdad es que no lo sé
porque todo esto me parece increíble", dijo en el juicio.
Al día siguiente, en el interrogatorio a Nevenka Fernández, ésta
ratificó sus acusaciones hacia el alcalde de Ponferrada y dijo de él
que "me asediaba constantemente porque no le cabía en la cabeza la
ruptura de la relación sentimental" que habían mantenido. Acusado y
querellante ofrecieron versiones diferentes de la relación que
mantuvieron y de los hechos que se sucedieron durante los años 1999 y
2000 en el ayuntamiento berciano, periodo en el que Nevenka aseguró
que el alcalde, tras la ruptura de la relación entre ambos, buscaba
cualquier excusa para desairarla ante el resto de la corporación y
para organizar viajes con estancias en hoteles que constituían una
auténtica encerrona para ella.
Precisamente, uno de los puntos discrepantes fue la persona que se
encargó de realizar las reservas en un hotel de Logroño donde ambos
pasaron dos noches en julio de 2000 para asistir a una boda en
Estella (Navarra) y en el que, según Nevenka, el alcalde se masturbó
delante de ella. Una testigo, Manuela Escudero, responsable de la
agencia de viajes donde se hicieron las reservas, declaró ante la
sala que fue Nevenka Fernández quien se encargó de todos los
trámites, contrariamente a lo dicho por la ex concejal, aunque la
factura fue pagada por el alcalde.
La mayor polémica desatada a lo largo del juicio tuvo como
protagonista al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia, José
Luis García Ancos, tras el interrogatorio que realizó a Nevenka
Fernández. La comparación de su situación laboral en el Ayuntamiento
de Ponferrada con la de las empleadas de Hipercor y el tono y
contenido de sus preguntas provocó numerosas críticas que motivaron
que el 6 de mayo la Fiscalía General del Estado le apartara del caso,
le abriera diligencias informativas y acordara sustituirle por el
teniente fiscal, Gregorio Segurado.
La vista oral se suspendió durante una semana, reanudándose el 13
de mayo con la declaración del resto de los testigos, hasta que el 17
de mayo el juicio quedó visto para sentencia.
Durante las conclusiones, tanto la Fiscalía como la acusación
Particular incidieron en la importancia que tenía para este caso la
prueba pericial, en la que cinco especialistas en psiquiatría y
psicología coincidieron en que la denunciante no "fabulaba" cuando
presentó la querella y que sus síntomas eran claramente los de una
persona que se había visto acosada.
Por ello, el fiscal mantuvo su petición de 15 fines de semana de
arresto y una indemnización de 6. 000 euros (1 millón de pesetas) como
autor de un delito de acoso sexual, mientras que el abogado de
Nevenka Fernández elevó su solicitud a diez meses de multa, a razón
de una cuota diaria de 60 euros (un total de 18. 000 euros de multa),
así como un año de prisión e inhabilitación por el tiempo de condena
por un delito de acoso sexual en concurso ideal con un delito de
lesiones, agravado por el prevalimiento del denunciado por razón de
su situación jerárquica.
La Defensa, que pidió la libre absolución del alcalde ponferradino
y procurador en Cortes por el PP, insistió en que debía darse mayor
importancia a las pruebas testifical y documental, donde afirmó que
se había demostrado que Nevenka Fernández había incurrido en
numerosas contradicciones en su testimonio.
 
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.