Tv y Radio

null

Hemeroteca > 29/11/2009 > 

Un asunto de mujeres

POR JOSÉ SOTELOEn la tele-tacho (telebasura en lunfardo) las mujeres se arrojan vasos de agua y escupitajos mientras Mercedes Milá histrioniza sin pizca de sal. En las tertulias radiofónicas, las

Actualizado 29/11/2009 - 02:55:43
POR JOSÉ SOTELO
En la tele-tacho (telebasura en lunfardo) las mujeres se arrojan vasos de agua y escupitajos mientras Mercedes Milá histrioniza sin pizca de sal. En las tertulias radiofónicas, las mujeres son las reinas de la función. Sin ellas, el share se hunde, los oyentes salen corriendo. Bien lo saben los programadores y comunicadores. Ponga una mujer en su tertulia y suya será el reino de la audiencia. El futuro es mujer y el micrófono, también. En Punto Radio están, sin duda, las mejores en la especialidad, como pudimos comprobarlo este miércoles. Al hilo del editorial/espantajo suscrito por doce medios de comunicación catalanes al rescate del Estatut/Frankenstein pergeñado por Zapatero y algunos de los nacionalistas liliputieneses, Félix Madero redondeó en su «Protagonistas» la mejor tertulia radiofónica de la temporada. Allí estaba Curri Valenzuela, fuerza y honor, hecha un brazo de mar. «No se veía una cosa igual desde los tiempos de la prensa del Movimiento», espetó. «Estos periódicos no defienden a la sociedad catalana, sino a dos partidos nacionalistas como son CiU y PSC». Cuánto brío, cuanta pasión. Ideas como espadas. En la otra linde ideológica, Irene Lozano, intelectual aguerrida y sin pelos en las neuronas. «La prensa ha de fomentar el pluralismo más que buscar la unanimidad. Este editorial suscrito en forma conjunta hace un mal servicio a la libertad de expresión porque sólo busca apoyar al poder oligárquico catalán». El éter echaba chispas y el correo de Punto Radio desbordaba la terminal que controla con ponderada moderación el maestro Azpíroz. Al otro lado del teléfono, desde Barcelona, el sabio Marius Carol, «con chichonera», defendía lo difícilmente defendible.
En el Gobierno de Zapatero, la presencia de algunas ministras ha resultado un lastre.En las tertulias de radio, algunas mujeres se convierten en meteoros incandescentes, en el motor de la dialéctica. Así, en Punto Radio, espantan la modorra valientes gladiadoras como Edurne Uriarte o Remírez de Ganuza. Algunos políticos las temen. Otros las admiran. También en lo de Herrera alivian el madrugón hábiles esgrimistas como la zamorana Lucía Méndez, la certera Pilar Cernuda o la imprevisible Ángela Vallvey. En RNE, Mayte Alcaraz y quizás alguna más. Y Victoria Prego, la mejor, cualquiera que sea el medio en el que toree.
La mayoría de la gente piensa que los tertulianos varones son deliberadamente severos, con esa seriedad propia de los metabolismos dificultosos. Insisten en la elocuencia, esa excusa para no pensar. Con ellas es otra cosa. Pasa como en la Odisea, todo es más directo, apasionadamente frontal. Desengañémonos: son más valientes y sin ese empeño detestable en tener siempre razón. Por eso funcionan. Este miércoles, Madero nos ofreció, con Curri y Lozano, uno de esos momentos maravillosos que de cuando en cuando suceden en la radio. Durante unos minutos pudimos avizorar de qué material están hechas las costuras del talento.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.