Aragón

null

Hemeroteca > 29/11/2009 > 

La autovía que unirá el Cantábrico con el Mediterráneo, en la cuneta de Fomento

La autovía A-68 echó a andar como proyecto en los años 90. Fue entonces cuando se inauguró su primer tramo, entre Zaragoza y Figueruelas, que se hizo para mejorar las comunicaciones entre la capital

Actualizado 29/11/2009 - 12:02:12
La autovía A-68 echó a andar como proyecto en los años 90. Fue entonces cuando se inauguró su primer tramo, entre Zaragoza y Figueruelas, que se hizo para mejorar las comunicaciones entre la capital aragonesa y la localidad donde está la fábrica española de General Motors. En junio de 2008 se inauguraron los últimos tramos de la A-68 que se han construido hasta ahora: el desdoblamiento de la N-232 a su paso por Navarra. Antes, en noviembre de 2003, se abrió el tramo aragonés de 10,7 kilómetros que discurre entre Zaragoza y El Burgo de Ebro. Entre todos esos tramos que hay en uso, la A-68 sólo tiene en servicio unos 60 kilómetros. El resto de tramos se tramitan con lentitud, acumulan años de retrasos y quejas de los territorios que los esperan.
Es un eje es estratégico, porque atravesará transversalmente la Península para unir el Cantábrico y el Mediterráneo, Santander con Vinaroz (Castellón).
Entre Santander y la localidad burgalesa de Miranda de Ebro será autopista de peaje, la denominada Autopista Dos Mares, prometida hace años por el Gobierno de Zapatero y anunciada como un logro por el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, pero que a a estas alturas ni siquiera tiene encargada la redacción de los proyectos de obras. Y desde Miranda de Ebro hasta Vinaroz aún faltan por hacer más de 250 kilómetros.
La N-232 es de las más peligrosas de España. El número de accidentes lo confirma. El año pasado murieron diez personas en el tramo sin desdoblar que discurre entre las localidades zaragozanas de Figueruelas y Mallén. Los habitantes de esa zona se han manifestado en varias ocasiones para exigir que se haga de una vez la A-68, tras años de promesas y de retrasos acumulados. A falta de autovía, hace varios meses Fomento decidió pintar varios kilómetros de línea continua, para prohibir los adelantamientos y así reducir la siniestralidad en este tramo de la N-232.
En Aragón, como en La Rioja, aún no están hechos los proyectos de obra. En el caso aragonés, el último tramo que se inauguró fue el Zaragoza-El Burgo de Ebro, en noviembre de 2003. En la parte del trazado que va de Zaragoza hacia el Levante, las versiones más optimistas apuntan a que en 2011 estarán los proyectos y se podrán licitar las obras.
A 100 por hora
Por su parte, hacia el norte, entre Zaragoza y el límite con Navarra, el Gobierno de Zapatero ha dedicado cinco años a tramitar el estudio informativo. Ha sido en los últimos meses cuando se ha contratado la redacción de los proyectos de obra: el del tramo Figueruelas-Gallur se encargó el pasado 3 de octubre y Gallur-Mallén se ha adjudicado también este mismo otoño. Unos proyectos encargado pensando en hacer una autovía para circular a 100 kilómetros por hora.
La Rioja, harta de esperar
En La Rioja, después de retrasos y de promesas, está en tramitación el estudio informativo de la A-68. Se aprobó inicialmente el pasado abril. El PP cree que, a este paso, el ansiado desdoblamiento de la N-232 no estará listo hasta, al m
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.