Internacional

null

Hemeroteca > 29/11/2002 > 

El Estado griego tendrá que indemnizar a la Familia Real por sus propiedades

Queda pendiente el tema de la nacionalidad y los pasaportes de la Familia Real helena, la otra parte de la ley de 1994 en la que no entró el Tribunal de Estrasburgo

Actualizado 29/11/2002 - 00:27:58
ATENAS. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, dio a conocer ayer su sentencia final: el Estado griego deberá compensar a la Familia Real helena por todas sus propiedades en el país con 13,7 millones de euros. Esta decisión ha sido considerada en Atenas como una victoria del Gobierno socialista, ya que el Rey comenzó solicitando la devolución de sus propiedades y pidió luego una compensación muy elevada, superior, según el primer ministro griego, Costas Simitis, a los 400 millones de euros. La decisión, inapelable, cierra un capítulo de la historia griega.
El Rey Constantino de Grecia y su familia, incluyendo a su tía la Princesa Catalina, que vive en Inglaterra y es conocida como Lady Catherine Brandram, y su hermana la Princesa Irene habían agotado la vía legal griega tras la votación de la ley 2215/94 aprobada por los socialistas en 1994. Dicha ley «sobre la regulación de temas relacionados con los bienes expropiados de la depuesta Familia Real de Grecia» especificaba que, al no haber ya Monarquía, las propiedades reales pasaban al Estado griego, lo que en realidad suponía la expropiación forzosa de todas sus propiedades, ya que en la época de la dictadura de los coroneles se había «compensado» a la Familia Real con una cantidad que nunca recogió.
Ley de 1994
El Rey apeló, y los tribunales griegos acabaron zanjando el asunto con una sentencia del Tribunal Especial y con la confirmación irrevocable del Consejo de Estado, por la que esta ley era constitucional. No le quedó otra alternativa al Rey Constantino que dirigirse entonces al Tribunal de Estrasburgo, donde en noviembre del 2000 se reconoció que la ley de 1994, que de hecho «nacionalizaba» todas las propiedades reales sin compensación alguna, violaba sus derechos.
La sentencia consideraba que el Estado debía devolver las propiedades confiscadas o compensar sino a la Familia griega. Y aunque el Rey prefería la devolución de sus casas y tierras, se efectuó una dura negociación sobre la cantidad de la indemnización, que debería ser «justa aunque no completa».
Tanto el Estado como la Familia Real presentaron sus cuentas ante los jueces de Estrasburgo, sin que nunca coincidieran sus valoraciones. La decisión de ayer concede al Rey Constantino 12 millones de euros, a la Princesa Irene 900.000 euros y a la Princesa Catalina 300.000, así como otros 500.000 para cubrir costes legales. Simitis confirmó horas más tarde que el Estado griego pagará e insistió en que, de esta forma, se zanja «de forma definitiva e irrevocable» el tema, poniendo fin a las exigencias del Rey al que nombró como «O Teos», es decir «El Ex». Y no olvidó recordar que fue Constantino quien legalizó la Junta de los coroneles.
Futuro uso de las propiedades
El primer ministro describió por primera vez cuál será el uso de las tres propiedades. La mayor, Tatoi, al norte de Atenas, con más de 4.100 hectáreas, seguirá siendo Parque Nacional con entrada libre y dependerá de las autoridades forestales de la zona de Parnitha. Los edificios, entre ellos la residencia Real, serán restaurados para uso cultural. Allí están enterrados la mayoría de los miembros de la Familia Real desde su fundación. El palacio estival de Mon Repos, en Corfú, ya era propiedad del Ayuntamiento que lo alquiló al Ministerio de Cultura. Restaurado, se usará para exposiciones y actividades culturales, con entrada libre. Y la finca de Polidendri, en Ayás, con 3.500 hectáreas, será un espacio natural protegido y forma ya parte del programa Naturaleza 2000 de la UE.
Ahora sólo queda pendiente el tema de la nacionalidad y los pasaportes de la Familia Real helena, la segunda parte de la ley de 1994 en la que no quiso entrar el tribunal europeo. El Rey y su familia deberán, según la citada ley, declarar en el Registro Civil de Atenas que acatan la Constitución y reconocen el régimen de República Presidencial Parlamentaria así como el resultado del referéndum de 1974, procediendo después a renunciar a cualquier reivindicación relacionada con el ejercicio de su cargo .
Además, la Familia Real deberá inscribirse «con nombre, apellido y el resto de datos de identidad según la ley». Se ignora por el momento si el Rey efectuará estos trámites o esperará a visitar Grecia durante los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004. Podrá acudir como Miembro (honorífico) del COI, y se sabe que tiene un pasaporte comunitario danés vigente , al que tiene derecho por ser descendiente directo de la familia Real danesa por su bisabuelo Jorge I, fundador de la dinastía griega.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.