Domingos

null

Hemeroteca > 29/10/2006 > 

La semana en un bloc

Crujir por inmersiónZapatero está llevando este país a tal inmersión en la incertidumbre que en algún momento todo cruje bajo la presión extrema de las profundidades del mar, en busca del fin de ETA

Actualizado 29/10/2006 - 16:34:40
Denigra ver a Joseba Permarch increpando a un presidente del gobierno
Denigra ver a Joseba Permarch increpando a un presidente del gobierno
Crujir por inmersión
Zapatero está llevando este país a tal inmersión en la incertidumbre que en algún momento todo cruje bajo la presión extrema de las profundidades del mar, en busca del fin de ETA. Las premisas se apoyan en ambivalencias, la esperanza cotiza en escalofríos. Jirones de noticias, como gaviotas, rodean la punta del iceberg de ese llamado proceso de paz. Su transnacionalización sólo añadirá ofuscamiento y crujidos innecesarios, volcando inmensas cantidades de documentación multilingüe en el hemiciclo babilónico de Bruselas.

Mirada «okupa»
En el semáforo junto a casa, hojeo «The Wall Street Journal». Siento una mirada. A mi izquierda, hay un muchacho que me observa, con algo de perplejo y hostil en la mirada. Va de «okupa», lleva el cabello rapado en los costados y una cresta enrevesada. Mochila, zapatillas de maratonista, anilla en la oreja, mochila. Mira fijamente: ve a un tipo de cierta edad, con algunos kilos de más, calva inexcusable, un tipo con traje y corbata que lee «The Wall Street Journal», alguien que tiene cortijo, acapara pisos vacíos, acosa sexualmente a las empleadas filipinas, un monstruo.No sé qué ha pasado para que me mire de forma tan agresiva ni para que yo me sienta como ante un extra-terrestre. Me dan ganas de encender un habano con un billete de diez euros. Eso quizás le encajaría más que si le explicase que vivo de escribir -lo cual quiere decir leer-,voy de alquiler y nunca seré rico. Luz verde: cruzamos todos, incluso ese joven airado que por edad podría ser hijo mío.

«Gourmand» o «gourmet»
Murió el periodista norteamericano R. W. Apple. Siempre hay un periodista que conoce a otro que sabe de quien compartió un atracón con «Johnny» Apple. Estuvo en muchas guerras y cató todas las cocinas. Oportunamente, se consideraba más «gourmand» que «gourmet», más de comer a fondo que de estrictamente paladear. Lo fundamental es que dejó redactada -la publicó «The New York Times» esta semana- su lista de diez restaurantes preferidos, fuera de los Estados Unidos. Son: «Auberge du Cep», en Fleurie (Francia); «Don Alfonso 1890», en Santa Agata (Italia); «Arzak», en San Sebastián; «Comme chez soi», en Bruselas; «Wilton's», en Londres; «Sjomagasinet», en Gothenburgo (Suecia); «Cabaña las Lilas», de Buenos Aires; «Jean-Georges», de Shangai; «Trishna», en Mumbai India); «Billy Kwong», en Sydney. Es una lista de leyenda para llevar en la cartera, y ponerse a tachar hasta el último día en este valle de lágrimas, como quien le pone muescas a la culata del revólver.
Portavoz ilegal
Denigra ver a Joseba Permarch -portavoz de un partido ilegal por connivencia terrorista- alzando la cara hacia las cámaras para increpar a un presidente de Gobierno. Es un presidente de Gobierno que busca trastocar el modelo de Estado sin tener un sustitutivo claro pero es el presidente de Gobierno. Permarch le exige a Zapatero que explicite qué consecuencias le atribuirá al robo de armas en Francia, achacable a ETA. Todo cruje una vez más, como cuando los etarras se despachan dándole patadas a la jaula de cristal. Para Permach, ETA puede robar armas y hacer lo que quiera porque el Estado de derecho es lo que es: pero el Estado no puede ser absorbido por el soberanismo, ni la ley por el trueque. ¿Cuál es, en todo eso, el factor de aceleración? ¿El «timing» de ETAo el «timing» electoral de Zapatero? Algo indica el socialista Patxi López cuando a cada desplante de la ilegal HB propone apresurarse en el pacto, con tanta premura que equivaldría a la paz sin honra.

Aparece Obama
El meteorito de estos días es Barack Obama, el demócrata norteamericano de raza negra que asoma como candidato presidencial, tal vez porque los observadores ya están un poco hartos de darle vueltas a los pros y contras de Hillary Clinton. Incluso Maragall, tan impropio como siempre, compara las peculiaridades de Montilla con las de Obama. Los estrategas demócratas dicen que Obama le podría al republicano McCain. En realidad, en cada carrera presidencial aparecen siempre una docena de fulgores tempranos que pronto se apagan. Obama, por ahora, cae bien, disloca el prototipo electoral, incluso habla de religión y no juega a la polarización. Jacob Weisberg, en «Slate.com», le ve más franco que escéptico.

Largo verano
Ese es un largo verano del descontento que se traga, como una boa, los adorables placeres del otoño cuando llega. Ya quisiéramos ponernos el abrigo, sacar la rebeca con los codos desgastados, pero suben las temperaturas, como para sostener empíricamente tantos mitos que dimanan de la ideología de Kyoto. No puede ser el calentamiento globallo que impida subirse las solapas cuando uno regresa a casa añorando ya la bufanda y el paso apresurado de las damas otoñales.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.