Deportes

Deportes

Hemeroteca > 29/06/2004 > 

Los checos tienen su lema: juegan, se divierten y ganan

Actualizado 29/06/2004 - 02:00:03

LISBOA. Jugaron, ganaron, se divirtieron y volvieron a su refugio de Sintra, a treinta kilómetros de la capital, donde los Reyes de Portugal pasaban sus veranos entre vegetación y aire puro. Nada les altera, al menos a los ojos del visitante extranjero. Están en semifinales, pero continúan con los mismos hábitos: entrenamientos a puerta cerrada, mucho descanso y la naturalidad por bandera. No les siguen más de treinta periodistas de su país, pero ayer abrían bien los ojos al comprobar cómo un centenar de informadores de otros países acaparaban su atención.

Se entrenan en un reducido campo del Sport Uniao Sintrense y tienen montada una pequeña y rudimentaria carpa donde atienden a los medios. Además tienen prestadas las modestas instalaciones de la entidad como improvisado club social y centro de Prensa. Los jugadores se detienen cuando se les corta el paso camino del autobús. Casi todos, desde Nedved, «Balón de Oro» y la estrella del equipo, al radiante Baros, máximo goleador de la Eurocopa con cinco tantos. Koller es un gigante. Para mirarle a los ojos hay que alargar el cuello.

El seleccionador es un venerable señor de 65 años, con el pelo plateado, una camiseta cerrada hasta el cuello, sandalias y calcetines blancos. Primero contesta a los periodistas de su país. Después, a los extranjeros. El jefe de la delegación le hace de intérprete. Comienza serio, pero termina gastándose alguna licencia y alguna sonrisa. Contesta a todo. Como suele pasar siempre la respuesta en checo es más amplia que la traducción al inglés. De Baros dice que él ya sabía que era un gran jugador. «No es necesario que yo lo explique ahora, si hace lo que hace es porque es bueno y yo lo conozco de siempre». Sobre Nedved asegura que no le va a reservar porque tenga una tarjeta. «No puedo pensar en la final sin haber ganado la semifinal. Él sabe que es importante para nosotros y ya pasó el mal momento de perderse la final de la «Champions» hace dos años porque vio una tarjeta en semifinales contra el Madrid. Tiene experiencia para que no le suceda lo mismo».

El secreto: jugadores no saturados

Insinúa que el secreto de su equipo está en que «muchos jugadores han jugado pocos partidos esta temporada porque son suplentes en sus equipos o han estado lesionados. No por ello salen más motivados en la selección. Lo hacen porque para ellos es un orgullo». Finalmente reconoció que ni en su repertorio ni en el de sus jugadores está la opción de tirar un penalti como Panenka. «Panenka sólo hay uno».

La figura de Milan Baros desaparece entre un bosque de micrófonos y cámaras. Sonríe. «No podía imaginar hace un mes, cuando no sabía ni que iba a estar aquí, que podía marcar cinco goles. Siempre he sido un goleador, aunque no soy primer delantero. Lo que pasa es que no he visto a nadie que meta goles desde el banquillo y ahí es donde yo he estado después de mi lesión».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.