Sociedad

null

Hemeroteca > 29/05/2004 > 

Kiko Argüello, cuando la liturgia da la mano al arte

Argüello ha llevado a cabo importantes proyectos en distintos países, entre ellos el mural más grande del mundo, de 500 metros cuadrados, en Piacenza

Actualizado 29/05/2004 - 02:12:46
Kiko Argüello, delante de sus pinturas en el altar de La Almudena. JAIME GARCÍA
Kiko Argüello, delante de sus pinturas en el altar de La Almudena. JAIME GARCÍA

MADRID. Las polémicas pinturas de La Almudena continúan haciendo correr ríos de tinta. Para su autor, Kiko Argüello, existe un texto de Dostoievski que le conmovió profundamente al descubrir toda su enigmática grandeza: «La belleza salvará al mundo». Estas palabras, que recogió después Juan Pablo II en su mensaje a los artistas, le impulsaron a buscar esa profunda belleza de lo divino. El encuentro con ese gran creador que concibió la estética del universo.

KikoArgüello que nació en León en 1939, estudió Bellas Artes en la Academia de San Fernando de Madrid, dondeconsiguió el título de profesor de pintura y diseño. En 1959, recibe el Premio Nacional Extraordinario de Pintura y vive una honda transformación interior, una experiencia vital que le impulsa a buscar apasionadamente la imagen de Cristo inmersa en la plenitud de la belleza. Un año después,junto con el escultor Coomontes y el vidrierista Muñoz de Pablos, funda el grupo de investigación y desarrollo del Arte Sacro «Gremio 62». Con este grupo realiza exposiciones en Madrid (Biblioteca Nacional) y representa a España en la Exposición Universal del Arte Sacro en Royan (Francia), en 1960. También por esas fechas expone obras suyas en Holanda.

En Roma plasma la dimensión de las realidades sobrenaturales en grandes murales en las iglesias de Mártires Canadienses, Santa Francesca Cabrini y San Luis Gonzaga. Por otra parte, en Porto San Giorgio, cerca del Santuario de Loreto, diseña el proyecto del Centro Internacional para la Nueva Evangelización y realiza en vidrieras una gran Crucifixión y una representación abstracta de la Creación en un nuevo lenguaje religioso. También hay que reseñar los numerosos trabajos en vidrieras en los Seminarios «Redemptoris Mater» y Denver (EE.UU.), Roma y Macerata (Italia), y en el Centro Neocatecumenal diocesano de Madrid.

En Florencia ha plasmado una bella corona mistérica alrededor del altar de la iglesia de «Dan Bartolo in Tuto» y, en Piacenza, en la parroquia de la Santísima Trinidad, ha realizado una de las pinturas murales más grandes del mundo de 500 metros cuadrados. En la cabecera de la iglesia representa la gloria de Cristo resucitado sobre un fondo dorado.

En Madrid ha pintado en las parroquias de El Tránsito, San José y La Paloma; en Santa Catalina Labouré, diseñó la iglesia con el arquitecto alemán Gottfried Klaiber y pintó la decoración de todo el templo. En Oulu (Finlandia), proyectó la primera parroquia católica y, en Israel, realizó con un equipo de arquitectos la «Domus Galileae», donde ha terminado recientemente las pinturas del Juicio Final.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.