Espectáculos

null

Hemeroteca > 29/04/2002 > 

Ángela Molina, premio a toda una carrera, en el Festival de Malaga

La noche del sábado llevó el nombre de Ángela Molina. Aportó la luz de sus ojos, el saber pisar un escenario y la naturalidad que se le reconoce en la pantalla para recoger el Premio Málaga, nuevo galardón del festival. ¿Por qué Ángela Molina es una actriz y estrella de máximo relieve? José Luis Borau explica que eso es muy difícil de analizar con palabras: «Se tiene o no se tiene».

Actualizado 29/04/2002 - 00:44:58
Ángela Molina abraza a Gerardo Vera antesde recibir el premio a toda una trayectoria profesional. Efe
Ángela Molina abraza a Gerardo Vera antesde recibir el premio a toda una trayectoria profesional. Efe
MÁLAGA. El domingo el festival se abrió de mañanita con dos propuestas de muy distinta lectura, pero con un denominador común, indagar en las relaciones, en los sentimientos del género humano que cada vez, si nos atenemos a la actualidad, más deteriorado. «¿Será que la humanidad empieza a sentir el paso del tiempo o es que después de varias generaciones de ingestión de sustancias añadidas, no precisamente a la dieta, se está mutando hacia una especie de comportamiento a lo rotwailer atacado? Vicente Pérez Herrero («La vida privada» y «Código natural», que participó aquí hace dos años y se llevó el premio a la mejor fotografía) ha elegido el soporte digital para que los 25 actores que pueblan su película compongan un muestrario sobre las relaciones de amor y desamor, conductas y pasiones.
El celofán que aglutina los distintos sucedidos que se narran va y viene en el tiempo para servir de intento iniciático contado por una madre a su hija. El guión, escrito por el propio director y por Carlos Bardem, actor también en el filme, invita al espectador a no sentirse pasivo, a involucrarse de manera interactiva ante el amplio catálogo de situaciones no siempre agradables, aunque, como diría aquel, para esconder su biografía autorizada, todo sirve para aprender.
Humanos y grotescos
Pérez Herrero comentaba que todos nos hemos encontrado con unas personas más violentas que otras, igual que existe también gente alta y gente baja, como en los bestiarios medievales, donde se llevaban a los animales y se les catalogaba en función de cómo se relacionaban o comían. Aquí son humanos, pero decididamente grotescos o exagerados para hacer una reflexión del amor y el desamor desde una perspectiva distorsionada. Unos son más líricos y otros más irónicos. Estos animales humanos se presentan a la cámara y hablan de sus perturbaciones más íntimas». En el amplísimo reparto destacan los trabajos, bien sea por su buen hacer, bien por su tirón ante la cámara, Carlos Bardem, Carmen Elías y Carlos Hipólito.
«Amnesia» es una coproducción entre España e Italia dirigida por Gabriele Salvatores, que divide su contenido en dos afluentes que terminan encauzándose en la misma historia-río, como el Guadiana, aunque uno llega más contaminado que el otro. Dos puntos de vista, desde la comedia al drama, con el marco de una Ibiza internacional en la que naturaleza y mundo cosmopolita conviven de la mano. Dos maneras de mirar, dos puntos de vista distintos de la misma historia a través de un montaje alternativo para enseñar los secretos a voces y la amnesia del alma de unos personajes encerrados geográficamente que se alejan de la moral común.
El director italiano, presente en el festival, habló de la diferencia del tratamiento de la historia en esta película con respecto a sus anteriores trabajos, donde el drama y la comedia iban unidos. «La vida y el cine tienen en este sentido muchos puntos en común. No es casual que la comedia esté en la parte italiana y el drama en la española, aunque el estilo de actuar de los actores y el sentido del humor de ambos países tengan mucho en común. He contado con profesionales de diferentes generaciones, Diego Abatantuono y Juanjo Puigcorbé, junto a Martina Stelle y Rubén Ochandiano. Unos conseguirán lo que desean, otros lo que no esperaban, pero los personajes de la historia al final, al menos, se ven obligados a dialogar, a enfrentarse y a conocerse».
Destape y apertura
Por otra parte, la actriz Eva León afirmó ayer que las artistas que participaron en el denominado «destape» en el cine español «teníamos la impresión de que así colaborábamos con la apertura», en los tiempos de la transición a la democracia, «y con que las mujeres se integraran en esa apertura». León participó, junto a Antonio Ozores, Chumy Chúmez y el crítico Frank Lasecca, en una mesa redonda sobre los veinticinco años del destape, incluida, según informa Efe, en las actividades del Festival de Cine Español de Málaga, que dedica en esta quinta edición un ciclo a este periodo, Ozores definió el destape como «Alfredo Landa y yo en calzoncillos corriendo detrás de las suecas», una fase ya superada, porque «ahora estamos ya un poco saturados de sexo y por eso funcionan las películas en las que no aparece».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.