Comunicación

null

Hemeroteca > 29/01/2003 > 

Canal Satélite y Vía Digital se fusionan tras seis años de competencia

Actualizado 29/01/2003 - 18:42:15
Canal Satélite Digital, cuyo máximo accionista es Sogecable, y Vía Digital, mayoritariamente de Telefónica, han aceptado las condiciones impuestas por el Gobierno para su fusión, aunque han presentado un recurso, por lo que España, al igual que ha sucedido en otros países europeos, tendrá tan sólo una plataforma digital de pago.
La corta existencia de ambas plataformas, seis años, ha estado marcada por polémicas empresariales, políticas y hasta judiciales y fue el origen de la Ley de Televisión Digital y la conocida como Ley de Fútbol, que provocó agrias disputas en el Congreso y el Senado entre el partido del Gobierno y el principal partido de la oposición.
Canal Satélite Digital comenzó sus emisiones en enero de 1997, después de que desde 1993 ofreciera mediante satélite y por sistema analógico, una oferta de cuatro canales, que fue la base del paquete digital.
Poco antes, el 29 de noviembre de 1996, Antena 3 TV, RTVE, Televisa, Televisió de Catalunya, Canal 9, TVGa, Telemadrid y Telefónica suscribían un acuerdo para desarrollar una plataforma de
televisión digital. Pero el año 1996 contempló una de las batallas mediáticas más virulentas que se han conocido en España, tras la compra, por parte de Sogecable y de Antena 3 TV, entonces en manos del empresario catalán Antonio Asensio e integrada en Vía Digital, de los derechos de diferentes clubes de fútbol.
La guerra del fútbol finalizó el 24 de diciembre de 1996, cuando Jesús de Polanco, máximo accionista de Sogecable, y Antonio Asensio, firmaron la "paz" mediante un acuerdo en el que Antena 3 TV se desgajaba de Vía Digital y se integraba en Canal Satélite. Las dos empresas, junto con Televisió de Catalunya, crearon Audiovisual Sport, encargada de gestionar la emisión de partidos mediante el sistema de pago por visión, con el 40 por 100 de las acciones para cada una de las empresas y el 20 para TV3. 
Vía Digital perdía así la posibilidad de emitir encuentros por este sistema, lo que daba inicialmente una gran ventaja a la plataforma de la competencia al tener en exclusiva los derechos del fútbol. El 30 de enero de 1997 comienza a emitir Canal Satélite Digital y Vía Digital a mediados de septiembre, pero el 31 de enero se aprueba el Real Decreto sobre Transmisiones por satélite, que incorpora la directiva comunitaria sobre este tema, en el que se afirma que los descodificadores de las plataformas deberán ser compatibles. 
La "guerra" pasa entonces al Congreso, cuando el Gobierno saca un
anteproyecto de ley en la que, entre otros aspectos, prohibía la
exclusividad de contenidos en una sola plataforma, y anunciaba la
elaboración de una lista de acontecimientos deportivos de interés
general, que no podrían ser emitidos por televisiones de pago.
En agosto de 1997 se produce otro "terremoto" en el mundo mediático, cuando Telefónica anuncia la compra de la mayoría de las acciones de Antena 3 TV, por lo que se produce la paradoja de que Telefónica, gracias a los acuerdos de Sogecable con Asensio, es accionista minoritaria de Canal Satélite y posee el 40 por 100 de Audiovisual Sport.
Ante esta situación, la confusión sobre los derechos del fútbol es tal que ambas plataformas emiten encuentros de liga hasta que los tribunales, a petición de Sogecable, deciden dar la razón a esta última empresa de que los derechos son en exclusiva de Canal Satélite Digital. Vía Digital no se conforma y alega que tiene en exclusiva los derechos de algunos clubes de fútbol, comprados por Asensio, por lo que estos últimos impiden la entrada de las cámaras de Canal Satélite. 
La competencia encarece la compra de exclusivas de la distribuidoras norteamericanas y el dinero desembolsado a los clubes inundan de deudas a ambas plataformas. Sus principales dirigentes ya no niegan, a preguntas de los periodistas, que mantienen conversaciones entre ellos. Una tarde de junio de 1999, los informadores son convocados a toda prisa en un hotel. Allí, Arturo Baldasano, presidente de Telefónica Media -hoy Admira- y Javier Díez de Polanco, consejero delegado de Sogecable, anuncian un acuerdo respecto al fútbol. 
Canal Satélite cede a Vía Digital la posibilidad de emitir encuentros en pago por visión de la liga, y esta cede a la plataforma de Sogecable la emisión de encuentros de la Liga de Campeones y Copa del Rey, que tenía en exclusiva, con efecto hasta la temporada 2008-09. Este es el primer acuerdo, pero la fecha clave llegó tres años después, cuando el 8 de mayo de 2002, Telefónica, a través Admira, y Prisa acuerdan solicitar la fusión de Vía Digital y Canal Satélite. 
Días después, el comisario europeo de Competencia, Mario Monti,
afirma que la fusión de las dos plataformas "parece que cumple" las
condiciones para ser estudiada por la Comisión Europea. El pasado 12 de julio, España solicitó a la Comisión Europea la devolución del expediente de fusión al considerar que el área geográfica afectada por la operación es el Estado español, a lo que accede la Comisión. El 28 de agosto, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones indicó en su informe al respecto que la integración crearía un monopolio de hecho en el mercado de la televisión de pago, pero añade que "si la operación no se realizara, hay probabilidades de que al final quedase un único operador".
El pasado 13 de noviembre, se conoció el último informe pedido por el Gobierno sobre la fusión, el del Tribunal de Defensa de la Competencia, que impuso diez condiciones para dictaminar favorablemente la fusión entre Canal Satélite Digital y Vía Digital, muchas menos de las indicadas por el Consejo de Ministros. 
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.