Nacional

null

Hemeroteca > 28/03/2008 > 

El matrimonio detenido estaba preparando su huida inminente a un país del Caribe

C. MORCILLO/P. MUÑOZMADRID. La Policía había comprobado en los últimos días que Santiago del Valle y su mujer Isabel García estaban a punto de abandonar España y no parece que su intención fuera

Actualizado 28/03/2008 - 09:06:20
C. MORCILLO/P. MUÑOZ
MADRID. La Policía había comprobado en los últimos días que Santiago del Valle y su mujer Isabel García estaban a punto de abandonar España y no parece que su intención fuera simplemente tomar unas vacaciones. Su destino, según ha sabido ABC, era un punto del Caribe. La pareja estaba al tanto de que todas las investigaciones por la muerte de la pequeña Mari Luz Cortés apuntaban hacia ellos, y más concretamente a Santiago del Valle. Las visitas de los investigadores a su hermana Rosa del Valle en el barrio onubense del Torrejón eran continuas y el matrimonio no perdía detalle de todo lo que salía en los medios sobre el caso -los vecinos de Pajaroncillo comentaron que no dejaban de ver la televisión ni un solo día-. Aún no habían comprado los billetes de avión, pero sí estaban tramitando la documentación necesaria.
Ese viaje, además de las condenas que tiene pendientes el detenido, fue una de las principales razones de que los agentes encargados de las pesquisas decidieran detenerles ante la posibilidad de perder su rastro. No esperaron siquiera a todos los resultados de las pruebas genéticas que aún siguen realizándose en la Comisaría General de Policía Científica; al buscarse ADN mitocondrial el proceso es más largo. Sin embargo, cuando se decidió arrestar al matrimonio y a la hermana que había ido a visitarlos al pueblo de Cuenca -antes vivió en Granada, Sagunto y Utiel- las investigaciones estaban ya muy avanzadas.
Y es que el trabajo policial realizado desde el pasado mes de enero, cuyo peso fundamental ha recaído en los agentes de la Comisaría de Huelva, que han contado con el apoyo de sus compañeros de la Jefatura Superior de Andalucía Oriental y de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, ya había permitido realizar una primera reconstrucción de los hechos ocurridos desde que Mari Luz salió de su casa a comprar chucherías hasta que la familia comenzó la búsqueda. Durante este tiempo los investigadores han mantenido medio millar de entrevistas que permitieron aquilatar casi al minuto todo lo sucedido. Precisamente, una de las principales pruebas contra Del Valle es que su declaración tiene «desajustes cronológicos» significativos respecto a las averiguaciones policiales de los que no ha sabido dar una explicación coherente. En este sentido, como adelantó ayer ABC, resulta clave el testimonio de un niño de 9 años que vio a la chiquilla delante de la puerta de la casa de los sospechosos. El menor ofreció a los agentes un relato «minucioso y coherente» y, por tanto, se le da la máxima credibilidad.
Cómplice o encubridora
En estos momentos de la investigación resulta fundamental determinar el papel que jugó la hermana del principal sospechoso. Los investigadores creen que esta mujer colaboró con Santiago del Valle para deshacerse del cadáver de Mari Luz. La principal hipótesis es que ambos metieron el cuerpo de la pequeña en el coche de la hermana y que juntos se dirigieron a la ría, donde lo arrojaron al agua. A favor de esa teoría hay dos elementos fundamentales: en primer lugar, pasó muy poco tiempo desde que la niña desapareció hasta que comenzó su búsqueda, y la familia Cortés se dirigió de inmediato a esa casa, donde ya estaba el ahora detenido.
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.