Internacional

null

Hemeroteca > 28/02/2010 > 

Uribe, el inexequible

Colombia demostró el pasado viernes, una vez más, su grandeza democrática. Una Corte Constitucional con más de un integrante nombrado por el actual presidente, incluyendo al más alto magistrado de la

Actualizado 28/02/2010 - 12:02:42
Colombia demostró el pasado viernes, una vez más, su grandeza democrática. Una Corte Constitucional con más de un integrante nombrado por el actual presidente, incluyendo al más alto magistrado de la corte, Mauricio González, declaró «inexequible» el proyecto de referendo para abrir la puerta a una nueva reelección de Álvaro Uribe. González defendió al presidente ante sus compañeros, pero después compareció ante los medios e hizo una encendida defensa del voto de la mayoría de la Corte, contraria a sus propias tesis. Una lección para muchos.
La cuestión ahora es qué será del uribismo que ha dado a Colombia grandes avances en materia de seguridad democrática. La incertidumbre sobre su candidatura hace que no tenga un heredero seguro a sólo tres meses de las presidenciales del 30 de mayo. La estrategia parece ser empujar la candidatura de Juan Manuel Santos Calderón, abanderado del Partido de la U (¿adivinan de qué nombre es inicial esa U?).
Pero se corre el riesgo de que todos los demás candidatos unan fuerzas contra el uribismo y debiliten a Santos. Así que el objetivo de los leales del presidente está en el Partido Conservador en el que el 14 de marzo se celebraran primarias. Las disputan cinco candidatos que se resumen en dos: Noemí Sanín -ex ministra, ex embajadora en Madrid y ex uribista hasta que el presidente apostó por un tercer mandato- y Andrés Felipe Arias, 36 años, ex ministro de Agricultura con Uribe.
La facción que controla el conservatismo colombiano ha hecho de su bancada un seguro aliado de Uribe. Pero eso puede y debe tener matices. Noemí Sanín ya ha dicho que ella compite por ser candidata presidencial de su partido. Arias, en cambio, no aspira a ser candidato sino a rendir las banderas del conservatismo a Juan Manuel Santos y apoyar su candidatura. Es decir, a liquidar su centenario partido.
Uno de los problemas que tienen Santos y Arias es su inexperiencia electoral. Arias es nuevo en política -ministro en 2006- y Santos ya fue ministro de Comercio Exterior con Gaviria, de Hacienda con Pastrana y de Defensa con Uribe. Es sobrino nieto de presidente de la República y primo hermano de doble vínculo del actual vicepresidente Francisco Santos Calderón. Pero ni Santos ni Arias han concurrido nunca a una elección. Frente a ellos, otros candidatos como el del Partido Liberal, Rafael Pardo, o los izquierdistas Lucho Garzón, Antanas Mockusy Enrique Peñalosa o la propia Noemí Sanín son catedráticos electorales.
Álvaro Uribe proclamó el viernes su voluntad de servir a Colombia desde cualquier posición y hasta el fin de sus días. Podía haberlo pensado antes. Su desmedido afán por modificar la constitución por segunda vez y en beneficio personal era algo que no podía tener pase en un Estado de la ejemplar exigencia democrática de Colombia.
Todos los candidatos antes nombrados llevan meses haciendo campaña. Todos, menos el de Uribe, Santos. Ahora tiene sólo tres meses para lograr unir todo el uribismo, que sigue contando con un respaldo popular aparentemente mayoritario, entorno a sus filas. Pero, no haya lugar a errores. Si el uribismo pierde la segunda vuelta de las presidenciales en junio, si es alguien ajeno a la defensa de la seguridad democrática quien llega a la Casa de Nariño el 7 de agosto a las 15,00 horas, será culpa de Álvaro Uribe Vélez, que se creyó insustituible.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.