Espectáculos

null

Hemeroteca > 28/02/2010 > 

«Sólo tuve pesadillas cuando dejé de fumar»

Es increíble que, con toda su fama y carrera, y a pesar de haber sido nominado tres veces, Leonardo DiCaprio nunca haya ganado este premio. Si Martin Scorsese tuvo que esperar hasta una octava

Actualizado 28/02/2010 - 18:20:58
Es increíble que, con toda su fama y carrera, y a pesar de haber sido nominado tres veces, Leonardo DiCaprio nunca haya ganado este premio. Si Martin Scorsese tuvo que esperar hasta una octava nominación, tal vez Leo siga el mismo camino. Después de todo, desde hace ya tiempo ambos comparten una misma ruta, una misma filmografía con películas como «Bandas de Nueva York», «El Aviador» o «Infiltrados». Aparte de su último y magnífico estreno «Shutter Island», donde Martin y Leo vuelven a compartir proyecto.
-Siempre hablamos de los sueños en Hollywood, como una metáfora, pero a muchas admiradoras les gustaría saber con qué sueña Leonardo DiCaprio cuando duerme.
-Es gracioso pero yo realmente no tengo... no me acuerdo de mis sueños. Para nada. No los tengo desde hace años, de verdad. Solamente cuando usé un «parche» de nicotina para dejar de fumar... ahí sí tenía pesadillas sangrientas de asesinatos en masa, me levantaba en la mitad de la noche. Tuve que sacármelo. Pero realmente no me acuerdo mucho de los sueños. No sé si eso significará algo sobre mí, desde algún punto de vista psicológico, pero es la verdad.
-Volvamos a la metáfora entonces: ¿Filmar nada menos que cuatro películas con Martin Scorsese es un sueño o una pesadilla? ¿Qué es lo que tanto le gusta de él como director?
-Lo que me parece que la gente no entiende sobre Scorsese es cuánto confía en los actores que contrata. Esa confianza también hay que ganársela, cada uno tiene que cumplir con su tarea. Hay que entender bien a quien uno va a interpretar. Aunque él sabe lo que quiere, supongo que navega a través de los actores para encontrar la sabiduría objetiva de los personajes. Es increíble verlo, es un maestro del cine exponiendo la naturaleza humana.
-Digamos que no es corriente ver al mismo director trabajando en tantas películas con el mismo protagonista...
-Es muy simple: Martin Scorsese es el mejor director de mi tiempo. Y él también ya había tenido una relación parecida con otro actor; desde muy temprano en su carrera, había trabajado antes con (Robert) De Niro. Y esa relación logró las películas más memorables y poderosas de la historia del cine.
-¿Hay algún pacto especial? ¿Cómo es que surgió este vínculo entre ustedes?
-Siempre fueron acuerdos particulares. «Bandas de Nueva York» surgió por algo que yo había escuchado hacía tiempo, y que Marty estaba tratando de hacer... Yo siempre había querido trabajar con Scorsese. Después, «El Aviador» yo la había estado preparando durante años con Michael Mann. Y cuando Michael dejó el proyecto, se me ocurrió traer a Martin Scorsese. A él le encantó el género y la historia. Y tuvimos la suerte de hacerla. Luego, cuando le llegó «Infiltrados», apareció un personaje para mí y volvió a surgir otro trabajo. Nunca hubo un plan especial. Como en la mayoría de las situaciones creativas, todo sucedió con naturalidad. También «Shutter Island» vino de la nada, como un género totalmente único que quisimos hacer.
-Está claro que Scorsese le admira como actor, pero ¿cuál de los actores con los que has trabajado dirías que admiras más?
-Max Von Sydow. Se puede sentir la presencia y el poder que tiene este hombre en un estudio, incluso con solo verle de espaldas. Cuando lo conocí por primera vez fue porque era el actor favorito de mi abuelo. Habíamos ido a un festival de cine en Karlovy Vary, cuando yo tenía 17 o 18 años y él ya era una leyenda. Mi abuelo siempre quiso conocerlo y al final nos sacamos una foto juntos. Todavía la tengo. Y se la mostré a Max, le dije que también era el favorito de mi abuelo y no hace falta decir que nos llevamos muy bien. Es un hombre adorable y como actor, apasionante.
-¿Qué influye más en tus decisiones? ¿El director, los actores o el papel que vas a interpretar?
-Nunca hay una decisión consciente que me lleve a gravitar sobre cierto tipo de papeles. Lo importante es el guión, una historia que me mueva emocionalmente.
-¿Quiere decir que el guión de «Shutter Island» tuvo más que ver en su decisión que la dirección de Martin Scorsese?
-Tener a Martin Scorsese como director siempre es un plus. Pero a mí realmente me intrigó el guión y el viaje de esta persona que trata de encontrar la verdad en «Shutter Island», encontrando también su propia verdad y todos sus traumas del pasado, sus secretos. Me pareció como una vuelta al género de las viejas películas de detectives, como «Vértigo», «Días del pasado» o «Laura», películas que Scorsese también nos mostró. A primera vista parece una película de suspense. Pero a medida que avanzamos en la película, emocionalmente se hizo mucho más intensa de lo que esperábamos. Fue realmente una sorpresa. Creo que esta es la mejor película que hemos hecho. Nos sorprendió la profundidad del material porque los thrillers tienen un final sorpresa o ciertos elementos de terror, pero al final del día lo que mejor hace Scorsese es retratar la naturaleza humana, muestra perfectamente cómo es la gente. Logra que una película de misterio como esta sea diferente. Y esosólo lo descubrí cuando ya estábamos filmando la película.
En «Shutter Island» literalmente da miedo ver a Leonardo DiCaprio. En una película de misterio ambientada en 1954, Leo interpreta al policía Teddy Daniels, que tiene que investigar la desaparición de una asesina múltiple que había sido encerrada en el impenetrable instituto mental del Hospital Ashecliffe, en la fortificada isla Shutter. El suspense va en aumento a lo largo de la película, con la aceleración de la investigación y la llegada de un huracán. A medida que crece la tormenta, se multiplican los misterios y sospechas, con el miedo de que el personaje de DiCaprio tal vez nunca pueda dejar la isla... con vida.
-¿Crees que ésta puede haber sido tu mejor interpretación en cine? ¿Cómo se logra la perfección en una película como ésta?
-Gracias por pensar que tuve una buena interpretación. Supongo que tanta investigación en el asunto me aclaró el panorama y me ayudó a mejorar mi trabajo. Obviamente el argumento de la película se desarrolla en torno a la enfermedad mental. Y estábamos trabajando en la institución psiquiátrica instalada en la isla. Era algo que nos rodeaba todos los días, porque estábamos en una vieja institución mental de verdad. Y también tuvimos a alguien que nos guió a través de la historia de las enfermedades mentales y de los terribles tratamientos de aquella época. Tuve que investigar muchísimo y vi un montón de documentales para saber lo que sufría esta gente y todo lo que tenían que pasar en lugares como el de la película.
-Última pregunta: ¿Vas a volver a trabajar con Scorsese?
-Eso esperamos, sí. Incluso ya estamos viendo algo ahora mismo, pero definitivamente sí que vamos a trabajar juntos, otra vez.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.