Nacional

null

Hemeroteca > 28/01/2006 > 

Abiertos al tráfico 9,4 kilómetros de autovía entre Fontellas y Buñuel

Actualizado 28/01/2006 - 03:47:00

BEGOÑA LÓPEZ

PAMPLONA. El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz,inauguró ayer el nuevo tramo de la Autovía del Ebro (A-68), entre Fontellas y Buñuel, que se puso por la tarde en servicio, y en el que se han invertido 21, 4 millones de euros. El tramo objeto de inauguración es el segundo de los tramos en los que se ha dividido el proyecto de desdoblamiento de los 34 kilómetros de la carretera N-232 (Bilbao-Zaragoza) a su paso por Navarra. La vía, que cruza el territorio entre Castejón y Cortes, es una de las más transitadas de Navarra, con una intensidad media de tráfico de 14.500 vehículos, de los que el 42 por ciento son pesados.

De estos 34 kilómetros, ya están transformados en autovía los diez correspondientes a la variante de Tudela que, junto con los 9,4 kilómetros que ahora se ponen en servicio, representan casi el 60 por ciento del total del tramo navarro.

Los otros dos tramos por desdoblar son los de Castejón -Tudela (6.980 metros) y Buñuel-Cortes (11.000 metros). El primero se iniciará en el puente del enlace con la Autopista de Navarra A-15 y finalizará al comienzo de la nueva variante de Tudela desdoblada. Incluye dos enlaces para el acceso al polígono de Montes de El Cierzo y para el acceso a la Serna. El segundo discurrirádesde el nuevo enlace de Buñuel hasta el enlace de Cortes, en el límite con Zaragoza.Dada la longitud de este tramo sin enlaces intermedios, se prevé la construcción de un enlace de cambio de sentido a mitad de recorrido.

El tramo Fontellas-Buñuel se inicia al final de la nueva Variante de Tudela (punto kilométrico 101,300) y finaliza en el enlace de Buñuel (110,700). La nueva calzada discurre por la margen izquierda (lado Norte) de la N-232. La sección construida consta de dos calzadas de siete metros cada una, arcenes interiores de un metro y exteriores de 2,50 metros y bermas de un metro. La mediana es de cinco metros.

El tramo incluye dos nuevos enlaces con las carreteras de Ribaforada y Ablitas y con la carretera de acceso a Buñuel. Además, se construirán otros cuatro pasos para atravesar la vía: dos superiores y dos inferiores.

Presupuesto de 21,4 millones

Las obras fueron adjudicadas a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Arian Construcción-Gestión de Infraestructuras SA y Copisa (Constructora Pirenaica SA), con un presupuesto de 21,4 millones de euros.

Las obras sufrieron un retraso de ocho meses por los daños de las inundaciones de septiembre de 2004. No obstante, se han podido recuperar cinco meses, de forma que la apertura se ha retrasado sólo tres meses. Eso sí, está a falta de la última capa de rodadura en una de las dos calzadas, que se esperará a colocarla la próxima primavera.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.