Deportes

Deportes

Hemeroteca > 27/11/2004 > 

EL «FURBOL» TIENE LO QUE SE MERECE

Actualizado 27/11/2004 - 02:25:00

Ganó Villar. Ganó el «furbol» y perdió el fútbol, sobre todo el fútbol profesional, que una vez más ha dado muestras de su inmadurez y escasa capacidad de compromiso. La Liga Profesional fue ayer la gran derrotada, más allá incluso que el candidato perdedor, Gerardo González, que al menos ha logrado avivar setenta y tantas conciencias o lo que es lo mismo el 44 por ciento de una Asamblea diseñada por el poder establecido.

Consideraba la LP que su proyecto de futuro debía tener estas elecciones como punto de partida y por eso acordó apoyar con sus 30 votos al candidato cuyo programa más le había convencido. Desde el mismo día que tomaron la decisión se especuló con la posibilidad de que algunos presidentes ejercieran de esquiroles. Para evitar fugas, su presidente en funciones, José Luis Astiazarán, fue el depositario de las treinta papeletas y se las fue dando a sus compañeros según eran requeridos para votar. Así lo habían decidido en una reunión previa en la sede de la Liga. En esta reunión estaba Laporta y no abrió la boca. Minutos después no quiso coger la papeleta e introdujo en la urna la que había elegido unilateramente. Votó a Villar, como Athletic, Osasuna, Tenerife y Éibar.

A falta de confirmar el nombre de algún que otro club transfuga, este quinteto destrozó el plan proyectado por la Liga. Una vez más los intereses particulares se impusieron al general y Villar se aprovechó de ello. Al margen del papelón de la Liga y del maquiavélico Laporta, que ya tiene asegurado el indulto que buscaba, el fútbol español ha elegido la cuchara de la que quiere seguir comiendo.

No lo va a tener fácil Villar. Nada se puede alegar a su victoria democrática, pero el escenario en el que se plantea el futuro del fútbol español está plagado de trampas. Demasiados frentes abiertos para alguien que no ha sido capaz antes de abortarlos. La Liga Profesional no está dispuesta a dar un euro para el fútbol base; la Administración mantiene la subvención de dos años congelada y hay que recordar que abogaba por el cambio; los Tribunales de Justicia tienen que dictar sentencia sobre las múltiples denuncias pendientes; la situación económica es como mínimo preocupante... Para Villar ahora comienza lo más difícil y es evidente que el «furbol» español tiene lo que se merece.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.