Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 27/10/2009 > 

Manuel Díez de Velasco Vallejo: Gran jurista, gran maestro y gran persona

Manuel Díez de Velasco nació y creció en Santander y estudió Derecho en la Universidad de Valladolid. Fuera de las aulasrecibió las primeras lecciones de su maestro, el profesor Adolfo Miaja de la

Actualizado 27/10/2009 - 04:15:03
Manuel Díez de Velasco Vallejo | ABC
Manuel Díez de Velasco Vallejo | ABC
Manuel Díez de Velasco nació y creció en Santander y estudió Derecho en la Universidad de Valladolid. Fuera de las aulasrecibió las primeras lecciones de su maestro, el profesor Adolfo Miaja de la Muela, eminente internacionalista que entonces se encontraba separado de su cátedra, víctima de la depuración llevada a cabo a raíz de la Guerra Civil. Obtenida la licenciatura en 1949, inició su actividad docente como profesor ayudante en la Universidad de Valladolid y después en la de Madrid, en la que se doctoró en 1951. En 1953 se traslada a la Universidad de Valencia -a la que se había reincorporado el Profesor Miaja de la Muela- y ocupa una plaza de profesor adjunto hasta 1958, año en que accede a su primera cátedra de Derecho internacional público y privado en la Universidad de Granada, en la que permanece hasta 1961. En una época de aislamiento y de oscurantismo político, aquel joven catedrático que iba a la Facultad en moto se distinguió por sus esfuerzos en abrir perspectivas hacia la idea y la realidad democráticas del proyecto europeo, fundandoel Centro Universitario Europeísta y la Revista Europa. Desde 1961 hasta 1971 fue catedrático de la Universidad de Barcelona, de 1971 a 1974 de la Universidad Autónoma de Madrid, desde 1974 hasta su jubilación de la Universidad Complutense de Madrid, y, finalmente, profesor emérito de la Universidad de Cantabria. Trabajador infatigable, desarrolló una impresionante actividad hasta el final de su vida.
Buena parte de su larga trayectoria universitaria se desarrolló en los años de la dictadura y siempre mantuvo una actitud de inequívoco compromiso democrático. Muchos antiguos alumnos recuerdan y le agradecen la ayuda recibida en circunstancias difíciles. Profesor ejemplar, se ha distinguido siempre por su disponibilidad y respeto a los estudiantes. Auténtico maestro, ha sabido organizar, formar y dirigir con eficacia, con exigencia y, al mismo tiempo, con gran humanidad equipos de profesores que han fructificado en una importante escuela que se extiende a los discípulos de sus discípulos y cuya característica esencial radica en la identificación de sus componentes con el magisterio de don Manuel, como todos le llamamos. Una escuela en la que, gracias al talante abierto y tolerante del maestro, conviven distintas opciones metodológicas y orientaciones ideológicas.
Sus numerosas publicaciones abarcan muchos sectores del Derecho internacional y del Derecho comunitario europeo, ámbito en el cual ha sido un pionero. Sus obras generales «Instituciones de Derecho internacional público» (cuya decimoséptima edición ha visto la luz pocos días antes de su fallecimiento) y «Las Organizaciones internacionales» son de obligada referencia. Su obra le ha granjeado un gran prestigio y un reconocimiento universal y, en España, ha sido decisiva para modificar radicalmente el enfoque del Derecho Internacional Público, que ha pasado de ser estudiado como una disciplina de carácter preferentemente histórico y filosófico a ser investigado y enseñado como Derecho positivo.
Manuel Díez de Velasco ha ejercido además las más altas funciones jurisdiccionales en España y en la Unión Europea: magistrado del Tribunal Constitucional en su época fundacional (de 1980 a 1986) y juez del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 1988 a 1994. También ha sido consejero de Estado. En estas instituciones se labró un gran prestigio por sus conocimientos, su rigor, su estudio exhaustivo de los asuntos, su buen juicio y su profundo sentido de la justicia. Era miembro del Institut de droit international, la más prestigiosa asociación de internacionalistas, y Académico de Número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. Su excepcional trayectoria ha merecido importantes condecoraciones y muchos reconocimientos, de los que me limitaré a recordar los Doctorados honoris causa por la Universidad Carlos III de Madridy la de Granada.
Quienes hemos tenido el privilegio de conocerle bien guardaremos el recuerdo de sus excepcionales cualidades humanas: capacidad de afecto, generosidad, solidaridad...
Gil Carlos RODRÍGUEZ IGLESIAS
Catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad Complutense de Madrid, ex presidente del Tribunal de Justicia de las Comunidades europeas

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.