Opinión

Opinión

Hemeroteca > 27/07/2002 > 

Cátedra de justicia

Actualizado 27/07/2002 - 00:20:55
La profesora Edurne Uriarte recuperará su Cátedra de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco. Un Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Bilbao le ha dado la razón legal. La razón moral ya le había sido reconocida desde que la Comisión de Reclamaciones, primero, y el rector Manuel Montero, después, le arrebataran la plaza que le disputaba Francisco Letamendía, profesor de la UPV y significado militante de la izquierda abertzale. La juez de Bilbao reconoce que la Universidad y el rector violaron el derecho constitucional de Uriarte a la cátedra que le había sido otorgada por tres de los cinco integrantes de la Comisión calificadora. La sentencia no ahorra juicios sobre la ilegalidad y la arbitrariedad del comportamiento del rectorado, lo que debería ser motivo suficiente para que Montero reflexione sobre su confuso papel en un campus que está siendo diezmado por la presión terrorista y que requiere actitudes más firmes y decididas que las suyas.
Esta satisfactoria decisión judicial tiene también su lado oscuro. Es una muestra significativa del relativismo que aflige en el País Vasco a principios elementales como el de legalidad. Para los nacionalistas, lo básico deja de serlo si no concuerda con su discurso y por eso no reconocen el concepto de arbitrariedad, ya consista en dejar sin cátedra a quien la merece, en negar la legitimidad de las instituciones o en ignorar las normas generales, como la Constitución o el Estatuto.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.