Castilla y León

null

Hemeroteca > 27/03/2007 > 

Un estudio con monjas de clausura demuestra que beber cerveza disminuye el colesterol

ABCSALAMANCA. Una investigación desarrollada con monjas de clausura sobre el consumo de cerveza demuestra que la ingesta moderada de la bebida disminuye los niveles de colesterol y los riesgos

Actualizado 27/03/2007 - 03:13:38
ABC
SALAMANCA. Una investigación desarrollada con monjas de clausura sobre el consumo de cerveza demuestra que la ingesta moderada de la bebida disminuye los niveles de colesterol y los riesgos cardiovasculares y ayuda al metabolismo oxidativo, lo que permite disfrutar de un envejecimiento más saludable. El estudio, que se inició hace cuatro años y cuyas conclusiones se presentaron ayer en Salamanca, fue realizado con un grupo 50 religiosas de los conventos de San Miguel de Dueñas, Santa María del Carrizo y Santa María de la Real de León.
Sin alcohol
El estudio, desarrollado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (Sedca) y por la Universidad de Valencia, optó por introducir la cerveza sin alcohol como suplemento en la dieta de las monjas de clausura, un grupo «con una dieta homogénea y un estilo de vida ordenado», explicó la doctora Victoria Valls, una de las autoras de la investigación. Sin embargo, con posterioridad, el estudio también se ha desarrollado con cerveza con alcohol y ha demostrado que los beneficios antioxidantes son los mismos en la bebida con o sin alcohol, ya que su aporte saludable reside en el lúpulo, un ingrediente fundamental en las dos, y no en el alcohol. Antes de iniciarse el estudio, las religiosas permanecieron mes y medio sin ingerir nada de alcohol. Después, durante 45 días, se añadió a su dieta la ingesta de un total de 500 mililitros de cerveza en dos tomas diarias; posteriormente pasaron otros seis meses sin consumir alcohol para finalizar el tratamiento con la ingesta de lúpulo, uno de los ingredientes fundamentales en la elaboración de la cerveza.
Antienvejecimiento
Entre las conclusiones de la investigación, Valls destacó que la ingestión de cerveza sin alcohol disminuye los niveles de colesterol total, algo que se hace especialmente evidente en los individuos con tasas superiores a 240 mg/dL y que el consumo de lúpulo disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol total, informa Ical.
Respecto a los efectos beneficiosos contra el envejecimiento, especialmente con relación a patologías inflamatorias y los riesgos cardiovasculares, el estudio pone de manifiesto que la ingesta, tanto de cerveza sin alcohol como la de lúpulo, conlleva beneficios sobre el metabolismo oxidativo. En cuanto a la inflamación, aunque la ingesta de cerveza no produce ningún efecto, el consumo de lúpulo incide beneficiosamente en ciertos parámetros marcadores relacionados con esta patología -disminuye las concentraciones de la fracción C3 del complemento, la proteína C reactiva y la interkeukina 6-.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.