Internacional

null

Hemeroteca > 27/02/2010 > 

Lobo destituye al cabecilla militar del golpe contra Zelaya

MANUEL M. CASCANTECORRESPONSALCIUDAD DE MÉXICO. El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, destituyó al jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Vásquez, supuesto responsable armado del golpe

Actualizado 27/02/2010 - 11:08:59
EFE  Lobo con el general Cuéllar, nuevo jefe del Ejército
EFE Lobo con el general Cuéllar, nuevo jefe del Ejército
El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, destituyó al jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Vásquez, supuesto responsable armado del golpe cívico-militar que expulsó del poder y del país a Manuel Zelaya el 28 de junio del pasado año. A Vásquez -que «pasa a condición de retiro, retorna a la vida civil»- lo sustituye Carlos Antonio Cuéllar, hasta ahora inspector general de las Fuerzas Armadas.
Lobo indicó que Cuéllar nombrará a los cinco oficiales que lo acompañarán en la nueva Junta de Comandantes y deberá notificarlo al presidente, quien es también comandante general de las Fuerzas Armadas.
Vásquez, que debía abandonar su cargo el próximo mes de diciembre, había sido destituido por Zelaya cuatro días antes del golpe, por negarse a trasladar el material electoral de una encuesta ilegal con la que el ex mandatario perseguía una reforma de la Constitución que le permitiera ser reelecto. Dos días después, y tras retumbar el ruido de sables en los cuarteles, Zelaya lo reintegraba en su puesto.
Después de siete meses de Gobierno interino (con Roberto Micheletti al frente) y de aislamiento (Honduras fue expulsada de la OEA), el Gobierno surgido de las elecciones de noviembre daba pasos al frente para retornar a la comunidad internacional. Así, la Fiscalía presentó en enero un requerimiento para procesar a la Junta de Comandantes del Ejército, incluido Vásquez, por abuso de autoridad en detrimento de la Administración pública y expatriación en perjuicio de la seguridad interna.
Lavarse las manos
Finalmente, la Corte Suprema decidió no enjuiciar a los militares, al aceptar el alegato de la defensa por el cual, «antes y después de que se produjera la captura de Zelaya, los imputados recibieron información confiable de que el país corría un peligro grave, real e inminente, no sólo en el orden institucional, sino en cuanto a las pérdidas de numerosas vidas».
Desde el golpe y hasta su toma de posesión, Porfirio Lobo evitó definirse sobre los acontecimientos que llevaron a Honduras a su mayor crisis desde el huracán «Mitch». El hoy presidente, del entonces opositor Partido Nacional, se refugió en la excusa de que se trataba de un problema del Partido Liberal, en el que militaban tanto Zelaya como Micheletti.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.