Sociedad

null

Hemeroteca > 27/01/2004 > 

Los padres piden que los colegios amplíen el horario para que los docentes ayuden a sus hijos con los deberes

Las familias critican que la mayoría de las actividades extraescolares se realicen gracias a los esfuerzos económicos de los padres ante la falta de subvenciones

Actualizado 27/01/2004 - 00:47:09
Muchos padres sienten que no están preparados para ayudar a sus hijos en las tareas escolares. ABC
Muchos padres sienten que no están preparados para ayudar a sus hijos en las tareas escolares. ABC
MADRID. Los padres lo tienen claro: faltan actividades extraescolares fuera del horario habitual del centro. Critican que la escuela continúe anclada en horarios y espacios que no han evolucionado ni se han adaptado a las necesidades de una nueva sociedad. Así, gran parte de la comunidad educativa coincide en la necesidad de que los colegios, más allá de la jornada lectiva tradicional, sean capaces de ofrecer a su alumnado y a las familias una jornada escolar completa, de manera que encuentren en sus centros las actividades que necesitan para completar su formación y para utilizar de forma educativa y provechosa su tiempo libre.
Una cuestión que redunda en una mayor calidad de la educación y para la que es necesario un compromiso finaciero de las Administraciones con el fin de lograr una escuela «a tiempo completo» capaz de convertir los colegios e institutos en un recurso social. No obstante, la comunidad educativa considera que hay que tener en cuenta siempre que los colegios son lugares para la educación antes que para el recreo. En este aspecto hace hincapié Maite Pina, presidenta de la confederación laica de padres Ceapa, que considera que es importante «valorar el aspecto educativo del ocio y cualquier actividad que se haga en una escuela debe ser educativa».
Deberes, idiomas e informática
Pero, ¿qué prefieren los padres? ¿un lugar donde «aparcar» a los hijos mientras trabajan? ¿que ocupen ese tiempo en deporte o en dar clases? Aun partiendo de la base de que la educación es un todo, lo cierto es que las familias echan en falta alguien que les ayude con las tareas que cada día traen a casa sus hijos. No en vano, y como apunta Maite Pina, «las tareas escolares se están convirtiendo en un elemento discriminatorio» porque no todos los padres tienen las mismas oportunidades -por tiempo o conocimiento- de ayudar a sus hijos con sus deberes.
Para ello, la apertura de los centros con profesionales dedicados a resolver las dudas y ayudar con los deberes a los niños es una de las posibilidades que más convence a los padres. No en vano, en los centros que ofertan actividades extraescolares en Secundaria, las más demandadas son clases de idiomas e informática, además de las enseñanzas musicales y las actividades deportivas. Por otra parte, la apertura de los centros fuera del horario normal «no es ninguna novedad», según señala Pina. De ello se han encargado las asociaciones de padres que, preocupadas por la mejora de la educación de sus hijos, vienen ofertando desde hace muchos años actividades extraescolares . Porque lo cierto es que, a pesar de los esfuerzos de las Administraciones, en la mayoría de los casos si hay que abrir los centros educativos más allá de las horas lectivas, los padres tienen que tener el bolsillo abierto.
La confederación católica de padres Concapa coincide en la necesidad de abrir los centros educativos, pero también solicita más flexibilidad en las horas lectivas para paliar el fracaso escolar. En este sentido apuesta por que centros puedan flexibilizar su horario para mejorar la formación.
No obstante, y a pesar de ese sentimiento unánime, la apertura de los centros escolares ha seguido derroteros muy diferentes en cada una de las Comunidades Autónomas. Así, y según datos facilitados por Ceapa, las familias españolas gozan de unas u otras ventajas dependiendo de dónde escolaricen a sus hijos. En Aragón, los padres y profesores de cada centro educativo pueden elaborar proyectos conjuntos y presentarlos ante la dirección provincial de Educación, de manera que hoy día existen ya 27 colegios con ampliación de horarios. En Canarias gracias a diferentes convenios existen actividades extraescolares por la tarde, casi todos los días de la semana.
Los colegios asturianos que lo deseen pueden acogerse al Plan de Apertura de Centros presentando un proyecto a la Consejería -que otorga la subvención- y será un profesor del centro el encargado de la apertura. No obstante, no han sido muchos los centros que se han acogido a ello. En Extremadura, a pesar de que se contempla que de lunes a jueves los alumnos puedan gozar de actividades extraescolares desde las cuatro a las seis de la tarde y de que se llevan a cabo gracias a 200 monitores pagados por la Junta, lo cierto es que los esfuerzos resultan insuficientes y estas actividades se ven reducidas a dos días a la semana.
Aulas matinales
En la Comunidad Valenciana para que los centros educativos estén abiertos fuera del horario escolar deben ser las APA las que realicen las actividades, en especial en Infantil y Primaria, a pesar de que existen subvenciones europeas para ayudar a la mujer trabajadora y a las que acceden pocas asociaciones de padres. Situaciones anteriores que difieren de las que viven las familias andaluzas donde el Plan de Apertura de Centros permite que éstos abran doce horas al día (desde las 8:00 -las 7:30 en el caso de los colegios acogidos al aula matinal-, hasta las 20:00 horas), los siete días de la semana y once meses al año, para prestar servicios de aulas matinales, comedores escolares y actividades extraescolares.
Por todo ello, los padres continuarán reclamando la apertura de los colegios, para que los centros sean de la sociedad, de la comunidad de la que forman parte y no de la Administración.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.