Sociedad

null

Hemeroteca > 27/01/2002 > 

Hallan el jardín donde se hicieron los experimentos en que se basó Darwin

Investigadores británicos han encontrado en Wobburn Abbey (sureste de Inglaterra), el lugar en el que el naturalista Charles Darwin realizó parte de sus investigaciones para publicar El Origen de las Especies. El libro, publicado en 1859, sirvió para sentar las bases de la teoría de la evolución de los seres vivos, aunque no proporciona detalles sobre cómo y dónde se realizaron algunos de los experimentos.

Actualizado 27/01/2002 - 00:04:40
Andy Hector, del Imperial College de Londres, y Rowan Hooper, del Instituto Nacional de Estudios Medioambientales, han encontrado en viejos libros del Museo Británico de Raros Manuscritos referencias sobre el lugar donde fueron realizados los estudios botánicos.
Según sus investigaciones, de cuyo resultado dan cuenta en la revista «Science», fue George Sinclair, jardinero jefe del Duke de Bedford quien, a comienzos del siglo XIX, llevó a cabo los experimentos que utilizó Darwin. Las pruebas, realizadas para comprobar el crecimiento de diferentes hierbas en suelos de distintas texturas y composición, se consideran el primer experimento ecológico de la historia. «Darwin identificó las principales cuestiones que hoy plantea la ecología, por lo que hay bases para que sea considerado como el primer ecologista de la historia», ha declarado Andy Hector, autor principal del estudio. El término ecología no comenzó a utilizarse hasta 1866, tras ser acuñado por el biólogo alemán Ernst Haeckel.
El jardín donde se realizaron los experimentos en que se basó Darwin ya no existe, pero en su día contuvo 242 parcelas, cada una de ellas de unos 20 centímetros cuadrados, en las que se cultivaron gran variedad de plantas de la familia de las gramíneas, que incluye desde hierbas a trigo y maíz. Fue incluso dotado de un sistema de riego mediante tuberías de plomo, con el fin de mantener en condiciones óptimas las plantas acuáticas. Darwin, según los investigadores, pretendía comprobar las relaciones que se establecen entre biodiversidad y ecosistema.
EL VIAJE A LAS GALÁPAGOS
Charles Darwin, de origen británico, desarrolló una extensa documentación sobre la evolución y también una teoría sobre cómo opera ésta, que se conoce como Darwinismo. Buena parte de sus apreciaciones proceden de la experiencia obtenida en su viaje como naturalista a bordo del buque Beagle, que recorrió las costas de Suramérica y numerosas islas del Pacífico, entre ellas las Islas Galápagos, en Ecuador. Otra parte de sus reflexiones sobre el mundo vegetal provienen, sin embargo, de los experimentos realizados en los jardines de Woburn Abbey en el sureste de Inglaterra.
«Ha sido experimentalmente probado que si una parcela de tierra es sembradacon cierta especie de pasto y una parcela similar es sembrada con varias clasesdistintas de pasto, se puede obtener un número mayor de plantas y de pasto seco», escribió Darwin.
PISTAS EN UN MANUSCRITO
Darwin se vio obligado a publicar de modo acelerado los resultados de sus estudios, apremiado por la aparición de los trabajos de otro famoso investigador, lo que explicaría por qué El Origen de las Especies carece de detalles sobre algunos experimentos. Hector y Hoooper comenzaron a rastrear las fuentes de los experimentos gracias a un manuscrito inacabado de Darwin donde cita a Sinclair. Las referencias a cómo y dónde se realizaron los experimentos figuran en una obra más amplia, titulada la Selección Natural, en la que los investigadores han encontrado las referencias que buscaban. Encontraron más información de los experimentos del jardinero en la colección de manuscritos raros del British Museum, que detenta el manuscrito original acompañado de un magnífico herbario de las plantas estudiadas, con losespecímenes preservados.
El jardín experimental en el que Darwin investigó sus teorías sobre la domesticación de las plantas también aparece descrito en una primera edición de 1816 del libro Hortus Gramineus Woburnensis, que hace referencia a la plantación de hierbas en Woburn. Para Andy Hector, el trabajo de Darwin confirma que el naturalista británico proporcionó a la ecología una base más sólida de lo que se creía hasta ahora. «Su trabajo empuja el vínculo entre comunidad y ecosistema ecológico mucho más allá, antes incluso de que tuviera nombre», indica el investigador.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.