Nacional

null

Hemeroteca > 27/01/2001 > 

Los miembros del «comando Barcelona» tenían en el bolsillo una nota con la matrícula del coche de Alexia de Grecia

Actualizado 27/01/2001 - 01:04:42
José Ignacio Krutxaga y Liarni Armendáriz, los dos miembros del «comando Barcelona» capturados por la Guardia Urbana el pasado 11 de enero, llevaban encima, en el momento de su detención, una nota en la que figuraba el nombre de la princesa Alexia de Grecia, sobrina de los Reyes, así como el número de matrícula de su vehículo y el de su escolta. El automóvil de la princesa, un Audi 80 de color blanco, había pertenecido al esposo de la Infanta Cristina, Iñaki Urdangarín, pero hacía dos años que el Duque de Palma se lo había vendido a Alexia de Grecia.
Fuentes de la investigación explicaban ayer que los etarras habían controlado los movimientos de la sobrina de los Reyes y de su marido, Carlos Morales. Se da la circunstancia de que Alexia de Grecia, al igual que los Duques de Palma, viven cerca del lugar donde ETA asesinó al ex ministro socialista Ernest Lluch y al agente de la Guardia Urbana Juan Miguel Gervilla. En el mismo barrio viven también el presidente del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Santiago Fisas, y el periodista Luis del Olmo, ambos objetivo de los etarras. Todos ellos habrían sido vigilados por Diego Sánchez Burria, vecino también de la zona, el miembro «legal» del comando, encargado de las tareas de vigilancia e información.
La princesa Alexia de Grecia y su esposo aseguraron ayer, en declaraciones a Ep, que no sienten temor y que su vida «continúa normal» y mostraron su plena confianza en las investigaciones policiales.
Por otra parte, la juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios ha dejado en libertad bajo fianza de doscientas mil pesetas a Sergi O., que durante dos días dio alojamiento al colaborador del «comando Barcelona» de ETA Diego Sánchez Burria.
Sergi O., que la pasada semana quedó en libertad tras ponerse a disposición del Juzgado de Guardia de Barcelona, fue interrogado ayer por la juez Palacios quien, a instancias de la Fiscalía, impuso al joven una fianza y la obligación de comparecer cada quince días en el Juzgado más próximo a su domicilio. La juez no ha concretado su imputación, que podría ser por colaboración con banda armada o por encubrimiento.
Por otra parte, el presunto colaborador Sánchez Burria tenía datos relacionados con compañeros de su padre, comisario de Mataró, según la documentación incautada al «comando Barcelona».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.